eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

MosqTrapp: la lucha colaborativa y democrática contra el dengue

- PUBLICIDAD -
MosqTrapp: la lucha colaborativa y democrática contra el dengue

MosqTrapp: la lucha colaborativa y democrática contra el dengue

Una mesa rectangular y muchos codos pegados al tablero, acompañados de gestos serios y concentrados, preguntas en español y respuestas en portugués, y un obcecado objetivo: hallar una manera de parar el dengue.

MosqTrapp es uno de los doce proyectos que están siendo desarrollados por 120 iberoamericanos en el Laboratorio de Innovación Ciudadana, que comenzó el 15 de noviembre en Río de Janeiro y finaliza el próximo domingo.

El proceso es largo y ordenado. Lo primero es analizar el sistema de trampas ya existente, basado en un vaso con una mezcla de agua y un líquido atractivo para el mosquito Aedes aegypti, que año a año causa miles de muertos en América Latina.

Tras explicar el funcionamiento de esta trampa a los siete colaboradores del proyecto, venidos de Brasil, Colombia y Perú, el siguiente paso fue pensar cómo mejorar este sistema que usan las autoridades sanitarias en Brasil.

"El problema es que se necesita un técnico profesional y que la contabilidad de los huevos que caen en la trampa puede tardar mucho porque pueden ser miles, con lo que al final el proceso se encarece mucho", cuenta a Efe Odair Scatolini, promotor del proyecto.

Scatolini, que se tomó un año sabático en su trabajo como biólogo del Ministerio de Medio Ambiente de Brasil para participar en proyectos de innovación ciudadana, considera "necesario" desarrollar este trabajo que tendrá una aplicación para teléfonos móviles como resultado final.

Debido al alto coste y la demora del proceso actual, los componentes de MosqTrapp pretenden ofrecer varios productos para que cualquier persona pueda, con un teléfono móvil, contribuir a la investigación y a la monitorización de las zonas de riesgo.

Así, crearán una guía de construcción de trampas, con materiales baratos y fácilmente localizables en cualquier región del continente, para que los vecinos de las comunidades puedan fotografiarlas y subir estas instantáneas a un servidor web.

Esa página web será la encargada de contar los huevos que queden en la trampa y que dejarán un rastro negro y circular sobre la superficie blanca de la fotografía. Será entonces cuando un algoritmo ordene esos datos y permita saber cuáles son las áreas de mayor peligro.

"El combate al dengue depende mucho de la comunidad", añade Scatolini, quien considera que los datos obtenidos por la aplicación y que serán públicos, servirán para ejercer presión y "pedir una acción conjunta y más eficaz" a las autoridades.

Sobre la posibilidad de hallar una solución definitiva, el biólogo asegura que "no existe un método de oro", sino que todas las fórmulas existentes "son complementarias" y MosqTrapp pretende que "cualquier ciudadano pueda colaborar en la monotorización".

La picadura del mosquito, que suele estar junto a agua estancada y limpia, pueden provocar dengue, artritis epidémica chikunguña, fiebre amarilla y zika, cuya acción podría estar relacionado con los más de 700 casos recientes de microcefalia en embarazadas en Brasil.

En este país, los datos de 2015 batieron el récord histórico con 1,4 millones de casos diagnosticados en los 18 estados donde el dengue está considerado epidemia (con más de 300 por cada 1.000 habitantes), que dejaron al menos 739 muertos.

"Es un experimento", reconoce Scatolini sobre MosqTrapp aunque al mismo tiempo recuerda que "todo lo hecho hasta ahora apunta a que es posible" llevar adelante el proyecto, "superando los desafíos" del mismo.

Asimismo, califica de "fantástico" el espacio creado por la Segib y el ministerio de Cultura de Brasil, la segunda edición de este Laboratorio de Innovación Ciudadana Iberoamericana tras el del año pasado en Veracruz (México).

"Estas ideas no tienen otros espacios donde concretarse y aquí consiguieron traer a gente que trabaja en el mercado pero que también tiene interés en poder contribuir a la sociedad, no conozco otras estructuras donde esto suceda", sentencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha