eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Niños cristianos de Israel siguen sin escuela por falta de financiación

- PUBLICIDAD -
El papa y el presidente israelí hablaron de la necesidad de retomar las negociaciones con Palestina

El papa y el presidente israelí hablaron de la necesidad de retomar las negociaciones con Palestina

Más de 33.000 niños cristianos en Israel siguen por tercer día consecutivo sin clases por falta de acuerdo entre sus escuelas y el Ministerio de Educación sobre el porcentaje de financiación que deben recibir, al tratarse de centros privados de enseñanza.

"Las diferencias entre el Ministerio y las escuelas persiste, así que la huelga continúa", informó hoy a Efe el padre Abdel Masih Fahim, coordinador de la Secretaría General de Escuelas Cristianas.

La huelga, iniciada con motivo del inicio del año lectivo, afecta a 47 centros regentados por las distintas iglesias, que no han abierto sus aulas en protesta por las discrepancias sobre cuánta financiación deben recibir en su condición de centro privados.

"Las diferencias son grandes porque cada uno tiene un punto distinto de inicio", explicó el religioso sobre una disputa que podría ser tratada durante el encuentro entre el papa Francisco y el presidente israelí, Reuvén Rivlin, que ayer viajó a Roma y el Vaticano.

Las escuelas cristianas, que apelan al derecho de igualdad, demandan 100 millones de shékels (22,7 millones de euros o 25,5 millones de dólares) adicionales para sufragar sus centros, después de que en los últimos años el Ministerio de Educación recortara las ayudas a la educación privada.

La semana pasada, Rivlin convocó en su oficina a los representantes de las escuelas cristianas y al ministro de Educación, Naftalí Bennet, pero las negociaciones no han avanzado.

"Parece que Bennet no ve a los 33.000 niños cristianos. Los niños permanecen en casa, pero él ni los ve", se quejó Abdel Masih.

Wadíe Abu Nasser, portavoz del Patriarcado Latino de Jerusalén y padre de cuatro hijos que llevan tres días en casa sin ir al colegio, aseguró a Efe que apoya "completamente la huelga a pesar del alto precio que tiene para todos nosotros".

El sistema escolar cristiano en Israel, con un estatus legal de "reconocido pero no oficial", tiene el índice de excelencia más alto del país y por ello rechazan la oferta de Bennet de convertirse en "oficiales" y obtener financiación del 100%.

"Hay además una cuestión de valores. Las escuelas cristianas tienen una misión: allí inculcamos valores -cristianos y no cristianos- que no vemos en el resto de escuelas israelíes, ni en las judías, ni en las musulmanes ni en las drusas", puntualizó Abu Naser.

Para presionar políticamente, la comunidad ha convocado una serie de manifestaciones e involucrado a los diputados de la minoría árabe, que hace sólo tres días obtuvieron del primer ministro, Benjamín Netanyahu, una partida extra de 900 millones de shékels (204 millones de euros o 229 millones de dólares) para las escuelas públicas que sirven a la minoría árabe.

Preguntado por Efe, Abu Naser reconoció que, aunque mencionaron de paso el tema, los diputados no ejercieron la misma presión política que para la red de escuelas públicas que sirve a la comunidad musulmana, como ellos también de origen palestino.

Sin un verdadero apoyo político, los 150.000 cristianos de Israel suelen caer en el olvido de las instituciones públicas de un lado y de los diputados que supuestamente la representan, del otro.

"Desgraciadamente, su actitud hacia los cristianos es la de no vernos, y decir 'esta gente son unos pocos, demasiado educados como para hacer lío, no son violentos... máximo convocan una huelga'", concluyó Abu Nasser.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha