eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La OMS cree "importante" que por primera vez no haya casos de malaria en Europa

- PUBLICIDAD -

La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera "muy importante" que, por primera vez en la historia, en 2015 no se haya dado ningún caso de malaria en Europa, una región donde la enfermedad se ha erradicado por países desde hace décadas, pero que hasta ahora aún se registraba.

El director del Programa de Malaria de la OMS, el español Pedro Alonso, en una entrevista con Efe tras la publicación hoy del informe anual sobre la malaria, puso de relieve la existencia de progresos destacables en los últimos 15 años en la lucha contra esa enfermedad.

Según Alonso, que este año sea la primera vez que en toda la región europea, que incluye zonas de Asia Central y las repúblicas exsoviéticas, no haya casos autóctonos de paludismo "es un paso en términos globales menor, pero de enorme significancia" y la OMS le da "gran valor".

"En la psicología del europeo esto de la malaria queda muy lejos. No es así", señaló Alonso, que añadió que esa enfermedad "no nos debería ser nada ajeno", ya que se eliminó en España e Italia en los años 60, en Holanda en los 70 y en Grecia "hace apenas 4 años" se volvieron a producir brotes.

Sobre la lucha contra el paludismo, subrayó que "queda una enorme agenda inacabada" y que el "principal reto es financiero", ya que la OMS estima que para 2020 "se precisarían algo más de 6.000 millones de dólares anuales", mientras que ahora mismo "estamos en alrededor de 2.500 millones".

Además, advirtió del riesgo de que los progresos que revela el informe "puedan generar una sensación de que esto de la malaria ya está resuelto y por lo tanto no hace falta acelerar", una impresión equivocada, ya que hace falta no solo impulsar los esfuerzos, sino "profundizar", consideró.

"La historia nos demuestra que, si levantamos la guardia (...) en muy poco tiempo podemos revertir a situaciones anteriores. A no ser que se consiga eliminar completamente, en el momento en que se levanta el pie del acelerador, la malaria vuelve con enorme virulencia", explicó.

Por otra parte, se refirió a los "dos grandes retos biológicos" que plantea la enfermedad: la resistencia de los parásitos, especialmente en el sudeste asiático, a los fármacos que se utilizan, en particular a la artemisina, y la resistencia de los mosquitos a los insecticidas.

La solución frente a la resistencia, pasa "por un esfuerzo de investigación y desarrollo potente que nos aporte nuevos productos", y que permita ir rotando los agentes utilizados, indicó.

Alonso consideró, en ese contexto, que Europa tiene un papel importante que jugar, "ya que es un actor importante en el mundo de la Investigación y el Desarrollo" (I+D), por lo que debe sostener y profundizar "el esfuerzo para aportar nuevos compuestos".

El director del Programa de Malaria subrayó, por otra parte, la necesidad de centrar los esfuerzos contra el paludismo especialmente en Nigeria y la República Democrática del Congo, que juntos suponen cerca del 35 % de los casos mundiales.

Aunque se progrese en muchas zonas del mundo, "al final estos países grandes donde está el problema más agudo, es donde se luchará la batalla final", opinó.

Indicó que en Nigeria no se han logrado grandes avances en los últimos años, pero que en la República Democrática del Congo es "uno de los países ejemplares", ya que se han logrado "avances muy notables", aplicando las medidas básicas promovidas por OMS, que incluyen la provisión de mosquiteras impregnadas de insecticida, el acceso a diagnóstico y el tratamiento rápido.

No obstante, subrayó que "si no progresamos en Nigeria y en la República Democrática del Congo, los avances continuarán siendo frágiles".

Por último, se refirió a la primera vacuna contra la malaria, que hace meses obtuvo el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento y de la OMS, y que será objeto de un "despliegue piloto", y se aplicará "entre 3 y 5 zonas de países", aún por determinar, antes de ir a mayor escala.

El objetivo es "evaluar algunos elementos que la hacen aún complicada", como el hecho de que no es fácilmente aplicable y que su eficacia sea "aún moderada".

Alonso indicó que todavía tardará unos meses en ponerse en marcha este proyecto, pero subrayó que "es un hecho histórico que haya una primera generación de una vacuna contra la malaria aprobada por los organismos de máximo rigor que hay en el mundo".

Marta Borrás

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha