eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Papa comienza su visita a Turquía con una denuncia del terrorismo en Irak y Siria

- PUBLICIDAD -
El Papa comienza su visita a Turquía con una denuncia del terrorismo en Irak y Siria

El Papa comienza su visita a Turquía con una denuncia del terrorismo en Irak y Siria

El papa Francisco comenzó hoy su visita a Turquía con un discurso de denuncia del terrorismo en las vecinas Siria e Irak y contra la instrumentalización de la religión, a su llegada a Ankara, donde le recibió el presidente Recep Tayyip Erdogan.

"La situación humanitaria es angustiosa" en esos países, clamó el pontífice, que condenó además ante la Diyanet, la máxima autoridad religiosa del Estado turco "la violencia que busca una justificación religiosa", después de denunciar que la situación en Oriente Medio en general "es verdaderamente trágica".

El líder turco, que le acogió en su flamante palacio presidencial, donde recibió a su primer invitado internacional, dijo en su discurso de bienvenida que rechaza la "creciente islamofobia" que detecta en Occidente.

El pontífice había aterrizado en el aeropuerto de Ankara a primera hora de la tarde y a continuación acudió a homenajear al fundador del Estado turco moderno, Mustafá Kemal "Ataturk", en su mausoleo de la capital.

Luego fue cuando el papa acudió al palacio presidencial para reunirse con Erdogan y allí ambos pronunciaron sendos discursos.

Francisco lanzó un mensaje claro de rechazo a la "mera respuesta militar" contra el terrorismo en Siria e Irak -no mencionó directamente al grupo yihadista Estado Islámico (EI)- aunque recordó que es "lícito detener al agresor injusto".

"Reiterando que es lícito detener al agresor injusto, aunque respetando siempre el derecho internacional, quiero recordar también que no podemos confiar la resolución del problema a la mera respuesta militar", dijo el pontífice.

Bergoglio recordó que en Siria e Irak, donde el EI ha declarado un califato, "la violencia terrorista no da indicios de aplacarse" y que en ambos casos "se constata la violación de las leyes humanitarias más básicas".

El pontífice destacó que Turquía, que acoge a refugiados procedentes de esos dos países, "está directamente afectada por los efectos de esta dramática situación en sus confines y la comunidad internacional tiene la obligación moral de ayudarla".

"No se puede permanecer en la indiferencia ante lo que han provocado estas tragedias", añadió el papa, quien pidió un "gran esfuerzo común" para alcanzar una "paz duradera" basada en la confianza mutua, y que se destinen recursos "no a las armas sino a las verdaderas luchas dignas del hombre".

En territorio sirio e iraquí, "se constata la violación de las leyes humanitarias más básicas contra los presos y grupos étnicos enteros", según el papa argentino.

Bergoglio denunció que "ha habido y sigue habiendo graves persecuciones contra grupos minoritarios, especialmente -aunque no solo- los cristianos y los yazidíes".

En su mensaje a las autoridades turcas defendió el "diálogo interreligioso e intercultural" para "apartar toda forma de integrismo y de terrorismo, que humilla gravemente la dignidad de todos los hombres e instrumentaliza la religión".

Pidió además "la solidaridad de todos los creyentes" con el objetivo de contraponerla al "fanatismo y al integrismo, a las fobias irracionales que alientan la incomprensión y la discriminación".

Erdogan, que habló antes que el papa, denunció tanto el aumento de la islamofobia en Occidente como los prejuicios entre cristianos y musulmanes.

"Vemos con pena que los prejuicios entre unos y otros están creciendo en el mundo musulmán y cristiano. En Occidente se expanden el racismo, la islamofobia y la discriminación", dijo Erdogan ante su invitado.

"En los países occidentales está creciendo la intolerancia contra los musulmanes", denunció el presidente turco, quien dijo tras su encuentro privado con el pontífice que "no hay asunto del que pensemos de manera diversa".

"La gente desesperada cae en los brazos de las organizaciones terroristas. El Estado Islámico, Al Qaeda y Boko Haram son el resultado de políticas equivocadas y la gente desesperada queda expuesta a sus manipulaciones", abundó.

El presidente turco no mencionó por su nombre al presidente sirio, Bachar el Asad, de quien dijo que es responsable de un "estado de terror" y de la "matanza de 300.000 personas" y de la aparición de "siete millones de refugiados".

"La comunidad internacional no presta atención a la violencia en Gaza y los ataques a la Mezquita de la Roca en Jerusalén. No presta suficiente atención al terror del PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán), que mató a unas 50.000 personas durante treinta años en Turquía. No presta bastante atención a algunas dictaduras", añadió.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha