eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Persisten las desigualdades raciales y de género en Brasil pese a mejorías

- PUBLICIDAD -
Persisten las desigualdades raciales y de género en Brasil pese a mejorías

Persisten las desigualdades raciales y de género en Brasil pese a mejorías

Las históricas desigualdades raciales y de género de Brasil se mantuvieron en la última década en aspectos como el nivel de renta y la educación, pese a que el país dio algunos pasos para comenzar a reducir esas brechas, según un estudio divulgado hoy por el Gobierno.

Tan sólo un 17,4 % de la población con los mayores niveles de renta se define como negra o mulata, pese a que los afrodescencientes representan el 53,6 % de los brasileños, según un informe divulgado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadísticas (IBGE).

Pese al reducido número de negros entre los de mayor renta, en 2004 tan sólo un 12,4 % de las personas que residía en domicilios con renta media superior a 11.600 reales por habitante (unos 3.075 dólares) decía ser negra o mulata.

En el otro extremo, los negros y mulatos representan el 76 % entre el 10 % de brasileños con las rentas más bajas, según el estudio elaborado con los datos recogidos en 2014 mediante un amplio sondeo por muestras de domicilio.

Los datos revelan que del total de negros y mulatos que vivía en Brasil el año pasado, el 38,5 % estaba en los estratos económicos más bajos de la sociedad, mientras que en 2004 este porcentaje era del 41,7 %, lo que supone una ligera mejoría.

Estas diferencias raciales también se plasman en la educación, si bien igualmente reflejan una cierta mejoría en los últimos diez años.

Del total de estudiantes negros y mulatos de entre 18 y 24 años, el 45,5 % cursaba estudios superiores en 2014, frente al 16,7 % que lo hacía en 2004.

En cuanto a la población blanca, esa proporción pasó de un 47,6 % en 2004 a un 71,4 % el año pasado.

Es decir que el porcentaje de jóvenes negros o mulatos que cursaba estudios superiores en 2014 era aún menor que el de los blancos que lo hacía hace diez años.

En cuanto a las diferencias de género, el IBGE señala que también se produjo una reducción en las desigualdades en los últimos diez años.

En 2004 la mujeres con trabajo estable recibían de media un 70 % del salario del de los hombres, mientras que el año pasado esta diferencia salarial se redujo en cuatro punto porcentuales.

Además, el estudio muestra que mientras las mujeres dedican una media de 22,3 horas semanales a los quehaceres domésticos, los hombres apenas dedican 10 horas.

La llamada Síntesis de Indicadores Sociales divulgada hoy también muestra otros aspectos demográficos relevantes como la tasa de natalidad en Brasil, que cayó un 18,6 % en los últimos diez años al pasar de los 2,14 hijos por mujer en 2004 al 1,74 el año pasado.

En base a los datos de 2014, en Brasil la expectativa de vida al nacer sería de 78,8 años para las mujeres y de 71,6 años para los hombres.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha