eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Personas sintecho harán de actores en un largometraje que denuncia el "sinhogarismo"

- PUBLICIDAD -
Personas sintecho harán de actores en un largometraje que denuncia el "sinhogarismo"

Personas sintecho harán de actores en un largometraje que denuncia el "sinhogarismo"

Varias personas que han vivido en la calle interpretarán sus propias vidas en una película, titulada "Sin techo", que se empezará a rodar en noviembre y que denunciará el "sinhogarismo" para hacer "visible" un problema que pasa desapercibido para la mayor parte de la sociedad.

La película estará protagonizada por Boris Ruiz, Geraldine Chaplin y su hija Oona Chaplin y dirigida por Xesc Cabot y Pep Garrido, que han abierto una suscripción popular para recaudar los 30.000 euros que necesitan para sufragar las cámaras y el equipo técnico del rodaje.

"'Sin techo' es un largometraje de ficción sobre la gente que vive en la calle, que cada vez es más numerosa y está en peores condiciones", ha explicado Pep Garrido, que reconoce que pretenden hacer "cine de autor con voluntad de transformar y poner en el centro las emociones de los que viven en la calle".

"Son los invisibles, o al menos así es como se sienten; actuamos como si no estuvieran, preferimos no verles, no mirar, pero están. Tienen nombre, tienen apellidos, tienen familia y, lo más fuerte, lo que nos resistimos a entender, es que son personas igual que tú y yo. Nos podría haber pasado a cualquiera", ha apostillado Cabot.

Según Garrido, "precisamente porque son los invisibles, el objetivo principal de la película es darles visibilidad".

Una portavoz de la fundación Arrels, dedicada a ayudar a personas que viven en la calle, ha explicado a Efe que están colaborando en el proyecto como asesores y que han puesto a disposición de la película el elenco de actores de la compañía de teatro de la propia fundación, formada por usuarios que habían sido sintecho y que harán de actores en el filme.

Uno de ellos es Enric Molina, que vivió en la calle y que estudió arte dramático cuando tenía 16 años: "Siempre he soñado con la oportunidad de exponerlo ante las cámaras", ha confesado.

Otro antiguo sintecho atendido por Arrels, Juan Carlos Rodríguez, también podrá debutar como actor cinematográfico, algo que le parece "interesante" porque, ha señalado, "es la primera vez que hago una película".

La idea del largometraje surgió, según Cabot, cuando tuvieron "la voluntad" de acercarse a los sintecho, "de poder filmar sus recorridos, su rostro, sus paisajes cotidianos, la pesadilla de su existencia".

El actor Boris Ruiz interpretará a Juan, un sintecho que decide abandonar su rutina de alcohol y violencia en las calles de Barcelona para emprender un viaje sobrehumano hacia un destino que sólo él conoce.

Ruiz, que se caracterizó de persona sin hogar y deambuló por las calles de Barcelona como si lo fuera a fin de grabar el anuncio que promociona el "crowfunding" a través de la web www.sensesostre.cat, ha confesado que se asustó "porque Juan, que es el protagonista, lo pasa muy mal, tiene muchos problemas".

Geraldine y Oona Chaplin serán madre e hija también en la ficción, en representación de Charles Chaplin, Charlot, "el sintecho más grande que ha dado la historia del cine", según los directores.

"Cada vez hay más gente en la calle, que se queda sin trabajo, que están hipotecados y no saben salir del hoyo", ha explicado Jesús Marcos, otro de los sintecho fichado como actor para el largometraje, igual que Inma Fuentes, que pasó muchas noches durmiendo al raso y ahora será actriz.

"Dormir en la calle no es agradable para nadie. Y no se busca, para nadie es bueno dormir en la calle. Se pasa muy mal", recalca.

Los directores han asegurado que todas las personas que forman parte del proyecto se han comprometido "al máximo" con la película, que está previsto que se estrene en abril de 2018, pero han lamentado que hay muchos gastos que necesitan financiar, como el material técnico del rodaje, el alquiler de una buena cámara de cine digital y todo el material eléctrico de iluminación.

Para ello necesitan los 30.000 euros, una parte de los cuales irán destinados a Arrels Fundació.

Los directores explican que muchos de los sintecho les han dicho que si querían hacer una película sobre su experiencia "debería ser una de terror".

La película, además de hacer visible a las personas sin hogar, también quiere luchar contra los estereotipos, como que todos los sintecho son alcohólicos y se gastan el dinero en bebida, que están en la calle porque quieren o que su familia ha roto con ellos.

"Nadie está en la calle porque quiere sino porque ha sido expulsado de la sociedad. La solución al 'sinhogarismo' es el acceso a la vivienda asequible, disponer de suficientes ingresos y el acompañamiento social", han señalado los responsables de Arrels.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha