eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Refugiados políticos abandonan su huelga de hambre tras 52 días de protesta

- PUBLICIDAD -
Refugiados políticos abandonan su huelga de hambre tras 52 días de protesta

Refugiados políticos abandonan su huelga de hambre tras 52 días de protesta

Cuatro asilados políticos residentes desde hace años en Chipre han decidido abandonar su huelga de hambre declarada hace 52 días, después de que las autoridades locales se comprometieran a examinar sus peticiones para obtener la ciudadanía.

La intermediación del representante de la oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Chipre, Damtew Dessalenge, ha puesto fin a la larga protesta de los cuatro peticionarios de asilo procedentes de Cachemira, Irán y Palestina, según informó la agencia local de noticias CNA.

Todos viven en la isla desde en torno a diez años y, según Dessalenge, su único deseo es poder llevar en Chipre una vida "normal y digna como todos los ciudadanos chipriotas, algo que permite la legislación nacional".

El representante de ACNUR señaló que muchos asilados sienten que después de vivir legalmente muchos años en este país han cumplido los criterios para obtener la ciudadanía, pero la realidad es que se enfrentan a numerosos obstáculos.

Dessalenge recalcó que cuando un país firma los mecanismos europeos e internacionales sobre refugiados, se compromete a proteger al asilado.

El "máximo propósito de la protección, al fin y al cabo, es asegurar que los refugiados no sigan siendo refugiados para el resto de sus vidas", sino que puedan convertirse en ciudadanos del Estado que "generosamente les ha otorgado el asilo, siempre y cuando cumplan una serie de criterios", agregó.

Dessalenge había expresado su preocupación sobre el estado de salud de los refugiados políticos debido a la larga huelga de hambre.

Muhammad Altaf, de 42 años y procedente de Cachemira, quien desde el pasado martes había además dejado de tomar líquidos, señaló a Efe que decidió declararse en huelga de hambre y de sed en un intento "desesperado" de sensibilizar a las autoridades locales sobre su petición para obtener la ciudadanía.

Junto a Altaf, acampados en una tienda, había también una familia de Iraá, que vino a Chipre hace diez años.

"Salimos de Irán, donde yo pasé tres años en el cárcel, y llegamos a Chipre después de un viaje de seis meses" contó Asadollah Panahimehr, de 49 años, acompañado de su mujer Mehrangriz.

Según la prensa local, el ministro de Interior, Socratis Jasikos, se reunió con los refugiados, a los que indicó los procedimientos para obtener la ciudadanía.

Chipre firmó la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados en 1951 y su Protocolo en 1967.

En 2009, incorporó a su legislación nacional la directiva sobre procedimientos de asilo de la Unión Europea.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha