eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Rohinyás internados en Bangladesh denuncian ataque contra civiles en Birmania

- PUBLICIDAD -
Al menos 87.000 rohinyás han llegado a Bangladesh en los últimos días

Al menos 87.000 rohinyás han llegado a Bangladesh en los últimos días

Miembros de la comunidad rohinyá ingresados en el Hospital Clínico de Chittagong (sureste), el segundo más grande de Bangladesh, denunciaron el tiroteo de civiles y el incendio de aldeas por parte del Ejército en el noroeste de Birmania (Myanmar).

Al menos 32 rohinyás han sido atendidos desde el pasado 25 de agosto en este hospital, según indicó a Efe Shilabrata Barua, asistente subinspector del centro, al informar de que uno de los pacientes murió apenas horas después de llegar.

Los heridos no han podido ser acomodados por la falta de espacio en el centro médico y muchos de ellos se encuentran en el suelo del área de emergencias, relató Barua.

Un médico de servicio, que pidió no ser identificado por no estar autorizado a hablar, indicó a Efe que una organización no gubernamental y personas a titulo individual están dando alimentos a los heridos.

Mohmmad Hossain tiene a su hijo Toha, de 16 años, ingresado en el departamento de neurocirugía. Dice que soldados les dispararon dentro de su casa y entonces se trajo a su hijo a Bangladesh.

"El viernes (26 de agosto) el Ejército vino a incendiar mi casa. Cuando huía me dispararon, me dieron en la mano derecha, pero pude llegar hasta Bangladesh en un bote junto a otros", contó Moulavi Shakil, de 45 años y originario del distrito de Maungdaw, cerca de la frontera.

Explicó que con la ayuda de un familiar ha podido llegar al hospital, pero llorando aseguró que lo único que sabe del resto de su familia es que, según un pariente, el Ejército mató a su hijo mayor.

Abu Bakar Siddique, de 24 años y de la misma localidad de Maungdaw, recordó como el viernes decenas de militares entraron en la aldea y prendieron fuego a todas las casas.

En su caso, le dispararon en la pierna y salió huyendo hacia Bangladesh dejando atrás a sus padres.

"No sé que ha pasado con ellos", añadió.

Otro joven, Saddam Hossain, de 22 años y también habitante de Maungdaw, dijo que le dispararon cuando huía del poblado.

"Al principio me refugié en el campo de refugiados de Kutupalang, pero la herida empeoró y he venido ayudado por mis familiares", agregó.

Al menos 87.000 miembros de la comunidad rohinyá han llegado a Bangladesh en los últimos diez días huyendo de la violencia en el noroeste de Birmania (Myanmar), según informó hoy la ONU, mientras miles siguen llegado a la frontera huyendo de la violencia que se vive en el estado Rakhine, en el noroeste de Birmania.

El pasado 25 de agosto se produjo un ataque del insurgente Ejército de Salvación Rohinyá de Arakan (ARSA) contra puestos policiales y militares en la zona que causó más de un centenar de muertos (la mayor parte guerrilleros), y que ha producido una nueva campaña militar del Ejército birmano en esa región.

Organizaciones de derechos han reiterado las denuncias sobre las violaciones de los derechos humanos y las ejecuciones sumarias que supuestamente está cometiendo el Ejército birmano.

Se calcula que más de un millón de rohinyás viven en Rakhine en una situación de discriminación. Las autoridades birmanas no reconocen la ciudadanía a los rohinyás y Bangladesh los considera ciudadanos birmanos.

Entre 300.000 y 500.000 rohinyás viven en Bangladesh de los que solo unos 32.000 tienen estatus de refugiado, y viven en campos en el distrito de Cox's Bazar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha