eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Secuelas cáncer pueden repercutir y reducir la vida laboral de los pacientes

- PUBLICIDAD -
Terapia hormonal y un nuevo medicamento reducen el riesgo de recaída en el cáncer de mama

Terapia hormonal y un nuevo medicamento reducen el riesgo de recaída en el cáncer de mama

Los efectos psicológicos y las secuelas de los enfermos de cáncer adolescentes y jóvenes pueden repercutir y reducir la vida laboral de los supervivientes, según expertos en oncología, que han pedido que se mejore la atención sanitaria a estos pacientes.

Así lo demuestra el estudio "NOR-CAYACS", que se ha presentado en el Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO 2017), que se celebra en Madrid y que asegura que los efectos secundarios de los tratamientos y las secuelas pueden presentarse hasta años después de haber completado la terapia.

El estudio ha indagado en la vida laboral de pacientes con una media de 49 años, a los que se diagnosticó cáncer entre los 19 y los 39 años, y 13 después de haberse sometido al primer tratamiento.

Según sus conclusiones, un 60 % de los encuestados estaban trabajando a jornada completa y la menor actividad laboral se concentraba en los niveles educativos inferiores, era más frecuente entre mujeres y en personas con linfedema (hinchazón del brazo de la zona que ha sufrido la intervención quirúrgica en la mama y axila), depresión y fatiga.

Por ello, Álvaro Lassaletta, especialista del Servicio de Hemato-Oncología Pediátrica del Hospital Universitario Niño Jesús de Madrid, ha recordado que hace unos 20 años los pasaron de "buscar la curación a tener como objetivo curar a los pacientes con el menor número de secuelas posibles".

Entre ellas, la aparición de segundos tumores, el mayor riesgo en desarrollar enfermedades cardiovasculares o la disminución de la fertilidad.

Según Lassaletta, se potencia la investigación de nuevos tratamientos de quimioterapia con menor toxicidad y de técnicas de radioterapia que reduzcan al mínimo el área de tejidos sanos expuestos a la radiación.

En el congreso también se ha presentado el sondeo ESMO/SIOPE (Sociedad Europea de Oncología Médica/Sociedad Europea de Oncología Pediátrica), que señala que menos de la mitad de los servicios sanitarios encargados de adolescentes y adultos jóvenes proporcionan cuidados especialmente diseñados para ellos.

Ana Kogan, diagnosticada de un sarcoma de Ewing a los 16 años, ha recordado cómo "pasas de que te visiten los payasos a estar en la planta de oncología de adultos", al señalar que fue operada y recibió la quimioterapia en el Hospital infantil Niño Jesús de Madrid, pero para la radioterapia tuvo que ir a un centro de adultos, "donde todo es mucho más frío".

Kogan, representante de la Asociación Española de Adolescentes y Adultos Jóvenes con Cáncer, ha reclamado la mejora de la atención a los pacientes con cáncer en estas edades, y la psicóloga del Servicio de Onco-Hematología y Trasplante del Niño Jesús, Rosalía Lorenzo González, ha advertido de que la atención psicológica a los pacientes oncológicos y sus familias "es aún insuficiente y muy desigual entre los distintos hospitales de España".

La especialista ha asegurado que "muy pocos cuentan con un psico-oncólogo en plantilla" y son las asociaciones o fundaciones las que ofrecen este apoyo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha