eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Suu Kyi dice que los budistas temen el crecimiento demográfico de los musulmanes

- PUBLICIDAD -
Suu Kyi dice que los budistas temen el crecimiento demográfico de los musulmanes

Suu Kyi dice que los budistas temen el crecimiento demográfico de los musulmanes

La líder de facto de Birmania (Myanmar), Aung San Suu Kyi, afirmó hoy que los budistas temen el crecimiento demográfico de la minoría musulmana rohinyá en el estado Rakhine, en el oeste del país.

Suu Kyi, consejera de Estado birmana, respondió así en una entrevista en Singapur con el canal Channel News Asia al ser preguntada por la situación en Rakhine, donde el Ejército birmano ha sido acusado de cometer abusos contra la comunidad rohinyá.

"No son sólo los musulmanes los que están nerviosos y preocupados. Los rakhine (budistas) también están preocupados, están preocupados por el hecho de que su número encoge porcentualmente", señalo la nobel de la paz, de visita oficial en Singapur.

"Y por supuesto, no podemos ignorar le hecho de que la relación entre las dos comunidades no ha sido buena y queremos intentar mejorarla", agregó Suu Kyi, que utiliza "musulmanes" para referirse a los rohinyás, una minoría a la que su país niega la ciudadanía.

La líder de facto birmana afirmó que la situación en Rakhine está bajo control y pidió a la comunidad internacional que no eche más "fuego al resentimiento" entre budistas y musulmanes en su país.

El Gobierno birmano ha creado una comisión para esclarecer las causas detrás del asalto armado del 9 de octubre contra tres puestos de la policía fronteriza en Maungdaw, en el estado Rakhine, atribuido a insurgentes rohinyás y que desató una campaña de represalias del Ejército.

También deberá aclarar la veracidad de las "denuncias externas" de abusos durante la operación militar, verificar si esta se lleva a cabo de acuerdo con la ley y proponer recomendaciones para prevenir nuevos incidentes en un informe que presentará el 31 de enero.

La nueva comisión fue creada después de que el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos denunciara la espiral de violencia contra los rohinyás y recordara que muchos de los crímenes cometidos constituyen graves violaciones de los derechos humanos.

Al menos 30.000 civiles han sido desplazados por la violencia en Maungdaw, cerrado al acceso de ayuda humanitaria y observadores independientes por el Ejército, al que se acusa de cometer saqueos, ejecuciones, violaciones y quemar más de mil casas en aldeas rohinyás.

El anuncio coincide con la llegada hoy en Rakhine del exsecretario general de la ONU, Kofi Annan, quien lidera otra comisión creada por el gobierno birmano en agosto para proponer medidas para prevenir nuevos brotes de violencia.

Más de un millón de rohinyás viven en Rakhine, donde sufren una creciente discriminación desde el brote de violencia sectaria en 2012 que causó al menos 160 muertos y dejó a unos 120.000 de ellos confinados en 67 campos de desplazados.

Las autoridades birmanas considera a los rohinyás inmigrantes bengalíes y les imponen múltiples restricciones, incluida la privación de movimientos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha