eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Teresa Romero podrá volver a su casa de Alcorcón, en proceso de limpieza, el día 11

- PUBLICIDAD -
El marido de Teresa Romero dice que se irán unos días donde no puedan ser localizados

El marido de Teresa Romero dice que se irán unos días donde no puedan ser localizados

La auxiliar de enfermería Teresa Romero podrá volver a su domicilio de Alcorcón a partir del próximo martes 11, puesto que será entonces cuando haya concluido el proceso de limpieza en su vivienda iniciado el pasado viernes.

Tragsatec, división de la empresa pública Tragsa, comenzó el viernes 31 la limpieza del piso y trabajará en jornadas de mañana y tarde durante once jornadas, de las dos últimas se dedicarán a ventilar el inmueble.

Los técnicos entrarán cada día en el domicilio equipados con trajes de protección -EPI- a través de una exclusa habilitada en la entrada del piso y van a emplear en cada una de las habitaciones un aparato que expulsa peróxido de hidrógeno vaporizado y altamente concentrado.

El proceso se realizará de habitación en habitación, en turnos de entre 45 y 90 minutos que se desarrollan de 7.00 a 19.30 horas, según han indicado a Efe fuentes de Sanidad de la Comunidad de Madrid.

En el noveno día de trabajo, los técnicos introducirán en el domicilio una máquina que va a certificar que la desinfección se ha llevado a cabo en todos los espacios.

La Comunidad de Madrid ha ofrecido a Romero y su marido la posibilidad de sustituir determinados elementos del domicilio, como el colchón o el frigorífico, por si ellos se sienten más tranquilos con esta opción.

El pasado jueves 30, personal de Tragsatec y el director general de Atención Primaria de la Comunidad de Madrid, Antonio Alemany, se reunieron con el presidente de la comunidad de vecinos del edificio y con vecinos para informar del proceso de limpieza.

La Comunidad de Madrid tenía previsto iniciar a partir del 10 de octubre la acción de desinfección en el piso de la auxiliar de enfermería -cuya puerta está tapiada con pladur- y algunas zonas exteriores y accesos del edificio.

No obstante, finalmente estas actuaciones no se produjeron porque el marido de Romero, Javier Limón -entonces ingresado en el hospital Carlos III de Madrid- no autorizó a iniciar la limpieza en la casa hasta su salida del hospital para poder estar presente durante los trabajos.

La vivienda se mantuvo precintada, según la Comunidad de Madrid, para garantizar la contención de cualquier riesgo y para mayor tranquilidad y seguridad de los vecinos del inmueble.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha