eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La UE anuncia su apoyo a la política brasileña de combate a la deforestación amazónica

- PUBLICIDAD -
La UE anuncia su apoyo a la política brasileña de combate a la deforestación amazónica

La UE anuncia su apoyo a la política brasileña de combate a la deforestación amazónica

La Unión Europea (UE) mantendrá su apoyo a los esfuerzos brasileños para combatir la deforestación de la Amazonía, incluso con parte de un fondo por 500 millones de euros que creó para financiar proyectos de preservación forestal en diversos países, dijeron hoy en Río de Janeiro fuentes comunitarias.

"Estamos aquí para elogiar la política brasileña de combate a la deforestación y para decir que la seguiremos apoyando", aseguró el comisario europeo de Acción por el Clima y Energía, Miguel Arias Cañete, en una rueda de prensa que concedió tras su encuentro con la ministra brasileña de Medio Ambiente, Izabella Teixeira.

Arias Cañete dijo que Brasil puede ser uno de los beneficiarios del fondo por 500 millones de euros (unos 548 millones de dólares) que la UE creó para financiar proyectos de preservación forestal en países en desarrollo hasta el 2020 como estrategia para reducir las emisiones de gases contaminantes.

"El destino de esos recursos será definido en función de los proyectos que sean presentados por los diferentes países, incluso Brasil", afirmó el comisario europeo.

Según el exministro español de Agricultura, la UE y sus países tienen una larga tradición de cooperación con Brasil en proyectos para preservar la Amazonía, especialmente ahora que estas iniciativas se han convertido en la principal herramienta del país para reducir las emisiones de gases contaminantes.

Teixeira, por su parte, aseguró que Brasil logró reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 41 % entre 2005 y 2012 gracias principalmente a su política exitosa de combate a la deforestación.

El área devastada en la Amazonía cayó en un 82 %, desde 22.772 kilómetros cuadrados en 2004 hasta 5.012 kilómetros cuadrados el año pasado, según las cifras oficiales brasileñas.

"Mientras que en 2005 la deforestación representaba el 57 % de las emisiones brasileñas de gases contaminantes, ese porcentaje cayó para el 15 % el año pasado", afirmó la ministra.

La reducción de la deforestación a niveles aún menores es una de las principales herramientas con las que Brasil pretende cumplir el objetivo al que se comprometerá en la Cumbre del Clima de París, en diciembre próximo, de disminuir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 37 % para 2025 y en un 43 % para 2030 con respecto de los niveles de 2005.

Además de aumentar la participación de las energías renovables en su matriz energética hasta el 45 %, casi tres veces el promedio mundial, Brasil buscará eliminar totalmente la deforestación ilegal en la región amazónica y recuperará y reforestará 12 millones de hectáreas de florestas y 15 millones de hectáreas de pastizales.

Según la ministra, eso no significará el fin de la deforestación en la Amazonía debido a que el Gobierno no puede prohibir la tala legal, que actualmente representa unos 1.500 de los 5.000 kilómetros cuadrados desforestados por año.

Teixeira aclaró que Brasil se comprometió a eliminar la deforestación ilegal en la Amazonía hasta el 2030 pero que puede anticipar esa meta en caso de que los gobiernos regionales adopten medidas efectivas de fiscalización.

Agregó que la legislación brasileña le confiere a los Gobiernos regionales la tarea de verificar si los propietarios rurales cumplen con la obligación de preservar parte de sus haciendas, por lo que los fiscales del Ministerio no pueden acelerar el combate a la deforestación ilegal en tierras privadas.

"Pero estamos negociando un proyecto piloto con los Gobiernos de Mato Grosso y Acre para brindarles herramientas para que puedan hacer esa fiscalización y podremos anunciar en París el compromiso de la total eliminación de la deforestación ilegal en esos dos estados amazónicos en 2020", afirmó.

Según Arias Cañete, el nuevo fondo creado por la Unión Europea está destinado precisamente a financiar este tipo de proyectos, que garanticen la preservación forestal.

El comisario europeo aseguró que la UE pretende doblar, hasta 2.000 millones de euros por año, la ayuda que destina para proyectos de combate a los cambios climáticos en los países en desarrollo, pero exigió compromisos financieros de otros países.

"Hay países en desarrollo que tienen condición de apoyar este tipo de proyectos en otros países. Queremos que todos los países que tengan condiciones lo hagan, porque el combate a los cambios climáticos es un desafío para todo el mundo. Tenemos que aumentar la base de donadores", dijo Arias Cañete sin mencionar a ningún país en especial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha