eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Ulargui: Aumento de dos grados será una línea roja de la UE en cumbre clima

- PUBLICIDAD -
Ulargui: Aumento de dos grados será una línea roja de la UE en cumbre clima

Ulargui: Aumento de dos grados será una línea roja de la UE en cumbre clima

La Unión Europea llega a la Cumbre de París con una línea roja para lograr un acuerdo climático global: que el futuro pacto sea lo suficientemente ambicioso para que la temperatura media del planeta no aumente de media dos grados a finales de siglo.

El incremento de dos grados de media en la temperatura del planeta según consenso científico conllevaría impactos irreversibles y muy negativos para los ecosistemas, economía y la vida en el planeta.

Lo explica en una entrevista con EFE la directora de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), Valvanera Ulargui, quien subraya que la UE "no aceptará un acuerdo" donde "no estén los compromisos de todos los países".

"Necesitamos un acuerdo jurídicamente vinculante" que recoja "los compromisos de todos los países, donde la ambición de los dos grados esté totalmente reflejada y donde se recojan los hitos intermedios para conseguirlo", destaca Ulargui.

Entre esos hitos para alcanzar las metas del pacto climático, apunta un sistema de medición "transparente y estricto" de los compromisos de los países, así como financiación para la mitigación y adaptación de las áreas más vulnerables.

En esa línea, la jefa del equipo español en las negociaciones climáticas internacionales avanza que los países se plantean revisar los compromisos de reducción de emisiones de efecto invernadero que han puesto sobre la mesa (Intended Nationally Determined Contributions, INDCs, en la jerga de Naciones Unidas) antes de que entre en vigor el acuerdo de París, en 2020.

"Lo que están proponiendo algunos países es que los ciclos de revisión" comiencen "en 2018, es decir, que exista un primer ciclo de revisión en el que se haga balance de todas las contribuciones nacionales antes de ratificar el acuerdo de París".

Hasta el momento, las aportaciones presentadas por las partes son "intencionadas", por lo que se trataría de que exista la posibilidad de revisión al alza antes de su ratificación final de cara a 2020.

La revisión es fundamental para un acuerdo ambicioso en tanto que, de mantenerse todo este siglo los compromisos actuales de los países -tal cual están formulados ahora- supondrían un aumento de temperatura de 2,7 grados en 2100.

"Debemos revisar que vamos por el buen camino antes de 2020", insiste Ulargui, porque el objetivo de COP21 de París "es dar una señal a largo plazo de que estamos gestionando la transformación hacia modelos de desarrollo bajos en carbono".

Tras casi quince años integrada en el equipo negociador español en las Cumbres del Clima, Ulargui considera que la evolución en este periodo ha sido enorme: "Cuando empezamos a cumplir el Protocolo de Kioto cubríamos solo el 15 % de la emisiones, mientras que en París pretendemos abarcar un 94 % de los gases mundiales".

"El gran cambio en este periodo es el compromiso de la totalidad de los países: nunca habíamos tenido tantos estados en la mesa de negociación con unos objetivos cuantificados y con la voluntad política de establecer marcos regulatorios nacionales para descarbonizar sus economías", explica.

"Esto es un paso gigantesco en la buena dirección", remarca.

La directora de la OECC se muestra optimista respecto a la posibilidad de alcanzar en la cumbre un pacto global de lucha contra el calentamiento que no se logró en Copenhague (COP19) porque "la evidencia y la urgencia de combatir el cambio climático está más interiorizada".

"Tenemos avances tecnológicos que no teníamos en Copenhague, y eso clave, porque la tecnología va a tener un papel importante en el nuevo régimen que queremos establecer en París, va a ser nuestra compañera de viaje para reducir emisiones".

Como ejemplo de ello cita el hecho de que "la energía eólica sea ya totalmente competitiva", que la solar lo sea en muchos países y "los avances en captura y almacenamiento de carbono".

No obstante, el acuerdo no está asegurado y la Cumbre de París tiene "temas muy candentes" sobre la mesa, que complicarán el cierre del acuerdo, entre los que Ulargui destaca la diferenciación entre países desarrollados y en desarrollo o la financiación a la mitigación y adaptación al cambio climático en los países más vulnerables.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha