eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Vítores y aplausos para el papa Francisco antes de su reunión con los obispos

- PUBLICIDAD -
Vítores y aplausos para el papa Francisco antes de su reunión con los obispos

Vítores y aplausos para el papa Francisco antes de su reunión con los obispos

Vítores, aplausos y gritos de alegría de centenares de personas acompañaron al papa Francisco a su llegada a la Catedral de San Mateo Apóstol de Washington, donde el pontífice se reunió con los obispos estadounidenses.

El papa llegó pasadas las doce menos cuarto (15.45 GMT) a la catedral de San Mateo, de paredes rojas, entre la algarabía de un nutrido grupo de feligreses que se concentró desde primera hora en las calles aledañas a la catedral y donde ondearon las banderas blancas y amarillas del Vaticano al paso del pontífice.

"El papa es una persona muy agradable. Es como un abuelo", dijo a Efe el obispo de la archidiócesis de Trenton, en el estado de Nueva Jersey, David M. O'Connell, que antes de la reunión con el santo padre se acercó a saludar a las decenas de personas que desde primera hora se concentraron en las cercanías de la catedral.

"El papa ha dejado muy claro que es el 'papa de la misericordia', así que está extendiendo un mensaje de que debemos de cuidarnos los unos a los otros y ser parte de esta gran familia, esta gran comunidad que es la raza humana", indicó el prelado, que pasó seguidamente a reunirse con el papa.

"Espero que nos diga a todos el mensaje de Jesús: debemos de amarnos los unos a los otros", añadió el obispo, que hace dos años pasó las Navidades en Roma con Bergoglio, quien en este viaje visita por primera vez EEUU.

Decenas de policías vigilaron la llegada del primer pontífice latinoamericano a la Catedral de San Mateo, conocida por ser la "iglesia madre" de la archidiócesis de Washington y jugar un papel esencial en la vida católica de la ciudad.

"Estoy feliz de haber podido ver al santo padre", dijo a Efe la colombiana Diva Brown, que vive en Baltimore, en el estado de Maryland, y que fue una de las primeras personas en colocar su silla de tela, a las cuatro de la mañana (8.00 GMT), en una de las avenidas por las que pasó el pontífice para llegar a la catedral de San Mateo.

Anteriormente, el pontífice recorrió en papamóvil los jardines del National Mall, la gran explanada del centro de Washington, ante la atenta mirada de decenas de miles de personas.

"Esperamos que la visita del papa ayude a enviar un mensaje de amor y de solidaridad con los inmigrantes. La gente sin documentos en este país sufre muchísimo", destacó Brown, a quien le encanta que el papa sea latinoamericano y hable español.

Fundada en 1840, la Catedral de San Mateo Apóstol ha sido testigo de gran cantidad de acontecimientos.

Durante su primera visita a Estados Unidos, en 1979, el papa Juan Pablo II celebró una misa en esta catedral y fue recibido por una gran multitud, que en esa ocasión pudo acercarse más al templo.

El funeral del presidente John Kennedy, el último gobernante católico de EEUU, se celebró también entre las paredes de esta iglesia el 25 de noviembre del 1963, tres días después de su asesinato y en presencia de jefes de estado y de Gobierno de todo el mundo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha