eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los turistas abandonan Sharm al Sheij, cuya seguridad queda en entredicho

- PUBLICIDAD -
Los turistas abandonan Sharm al Sheij, cuya seguridad queda en entredicho

Los turistas abandonan Sharm al Sheij, cuya seguridad queda en entredicho

Los turistas se aglomeran hoy en el aeropuerto de la ciudad de Sharm al Sheij para abandonar lo antes posible Egipto, después de que las dudas sobre su seguridad llevaran a Reino Unido y a Rusia a suspender sus vuelos y evacuar a sus ciudadanos.

Largas colas ante los mostradores, acumulación de maletas y gran confusión por la cancelación de vuelos fueron la tónica del día en el aeropuerto egipcio del que despegó el sábado pasado el avión ruso siniestrado, según explicaron a Efe testigos.

Aunque las autoridades egipcias insisten en que es prematuro vincular con un ataque terrorista esta catástrofe, que causó 224 muertos, cada vez más informaciones apuntan a que la causa fue la explosión de una bomba.

Estos temores han llevado a numerosos países a desaconsejar a sus ciudadanos viajar a esta localidad turística del mar Rojo, entre ellos España, y a varias compañías a suspender sus vuelos al desconfiar de los protocolos de seguridad.

El Reino Unido fue el primer país en cancelar ayer sus vuelos, que se reanudaron en esta jornada con el único objetivo de evacuar a los cerca de 20.000 británicos que se encontraban de vacaciones en Sharm al Sheij, en el sur de la península del Sinaí.

Estaba previsto que un total de 29 vuelos de aerolíneas británicas salieran hoy de ese aeropuerto con destino al Reino Unido, pero finalmente este número quedó reducido a ocho.

El ministro egipcio de Aviación Civil, Hosam Kamal, explicó que la reducción de los vuelos se debió a la imposibilidad de almacenar en el aeropuerto las más de 120 toneladas de maletas de los turistas, a los que las compañías británicas impidieron facturar.

El Gobierno británico, cuyos servicios de inteligencia apuntaron que una bomba fue colocada en la bodega del avión ruso, decidió aplicar medidas adicionales de seguridad y solo permitir el viaje con equipaje de mano.

Debido al aplazamiento de algunos vuelos, numerosos turistas tuvieron que regresar a sus hoteles después de haber acudido al aeropuerto, donde era notoria una mayor presencia policial.

Estos refuerzos se implantaron pese a que el Ministerio de Aviación Civil de Egipto insiste en que todos los aeropuertos del país aplican los "estándares internacionales en la medidas de seguridad" y que estas son revisadas por organizaciones internacionales y auditores de EEUU y Reino Unido.

Kamal agregó hoy que esta situación iba a influir en los vuelos internacionales e internos a Sharm al Sheij, donde esta jornada estaba previsto que llegaran 72 aviones y salieron otros 74.

Una gran parte de esos vuelos eran de compañías rusas, en total 27, una cifra similar a la del jueves, debido a que los turistas procedentes de Rusia son los que más visitan Egipto y sobre todo Sharm al Sheij.

El año pasado, 3.250.000 ciudadanos de Rusia viajaron a Egipto y se gastaron 2.500 millones de dólares. El 95 % optó por la costa del mar Rojo, cuya capital turística es Sharm al Sheij, según explicó a Efe el jefe de la Agencia Egipcia para Activar el Turismo, Sami Mahmud.

El Ministerio de Turismo de Egipto lanzó en 2012 un plan para aumentar el número de turistas rusos, con la intención de que la cifra supere los 18 millones en 2025.

El sector se verá por ello afectado por la decisión adoptada hoy por Moscú de suspender los vuelos a Egipto hasta que se esclarezcan las causas del siniestro del Airbus A-321, que se destruyó en el aire con 224 personas a bordo.

El presidente ruso, Vladímir Putin, aceptó la recomendación del Servicio de Seguridad y ordenó repatriar a sus nacionales que se encuentran en Egipto, unos 50.000.

La medida de Moscú, que hasta ahora mantiene todas las hipótesis abiertas sobre la causa de la catástrofe aérea, indica una mayor preocupación de este país por la posibilidad de que se haya tratado de un atentado.

El analista egipcio del Centro Al Ahram Yosry Azbaui dijo a Efe que la decisión rusa es "normal y comprensible pero precipitada", ya que todavía no han trascendido los resultados de las investigaciones.

Azbaui criticó sin embargo que países como Reino Unido y compañías como Lufhtansa y sus filiales y Turkish Airlines hayan tomado los mismos pasos, algo que afectará "en gran medida" al turismo.

La teoría de la bomba cobra fuerza después de que los expertos descartaran que el Airbus A-321 fuera alcanzado por un misil disparado desde tierra por el grupo terrorista Wilayat Sina, la filial del Estado Islámico (EI), y fuentes cercanas a las investigaciones revelaran que se escucha el ruido de una explosión en una de las cajas negras.

Wilayat Sina reivindicó el derribo del avión el mismo día del siniestro, en venganza por los bombardeos rusos en Siria, y el pasado miércoles volvió a asumir la autoría, aunque sin precisar cómo llevó a cabo la operación.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha