eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las autoridades birmanas, en desacuerdo con la ONU por el término "rohingya"

- PUBLICIDAD -
Las autoridades birmanas, en desacuerdo con la ONU por el término "rohingya"

Las autoridades birmanas, en desacuerdo con la ONU por el término "rohingya"

El jefe del estado Rakhine (antiguo Arakan), en el oeste de Birmania, expresó hoy su desacuerdo con el secretario general de la Naciones Unidas, Ban Ki-moon, por la utilización del término "rohingya" para referirse a una minoría étnica del país, que las autoridades califican de "bengalí".

"Mientras entendemos las intenciones y deseos de promover los derechos de las minorías. Que su oficina se preste a este debate altamente volátil de manera pública puede tener un impacto negativo duradero en nuestra capacidad para juntas a las comunidades", dijo U Maung Maung Ohn en un comunicado.

Ban Ki-moon defendió la utilización del calificativo "rohingya" para "promover los derechos de las minorías" durante una rueda de prensa ayer tras la reunión de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y la ONU, en Naypiydaw.

"El término 'rohingya' ha traído desconfianza y ahondado en la división entre los ciudadanos rakhine y la población begalí, además de entre la gente de Myanmar (Birmania) y la comunidad internacional", señaló Maung.

A pesar de que el secretario general de la ONU reconoció los esfuerzos del Gobierno birmano en materia de derechos humanos y pidió mayor apoyo internacional, también instó a mejorar la situación de la minoría étnica rohingya.

El mandatario de la organización internacional recordó la situación en la que se encuentran unas 140.000 personas de la etnia rohingya, considerados "apátridas" por la ONU, que viven en campos de desplazados internos a lo largo de la provincia de Rakhine, en el este del país.

"Le hemos pedido a las autoridades birmanas que nos faciliten el acceso a Rakhine y mayor libertad de movimiento (...) para movilizar todos los recursos necesario para la ayuda", declaró.

"Se debe evitar la segregación de las comunidades para no crear emociones negativas", señaló el dignatario al recordar los brotes de violencia entre budistas y musulmanes que sean cebado especialmente con la comunidad rohingya, quienes profesan el Islam.

Según varias organizaciones pro derechos humanos, el término "bengalí" utilizado por las autoridades locales acarrea peligro de considerar a las personas inmigrantes ilegales y proceder a su expulsión del país, a pesar de llevar generaciones dentro de las fronteras birmanas.

"Hemos intentado ser constructivos y concentrarnos en promover los derechos y los medios para que ambas comunidades puedan vivir en el estado Rakhine, en lugar de centrarnos en este debate dividido", precisó Maung

El portavoz birmano terminó el comunicado acusando a Ki-moon de "incendiar los ánimos locales" con sus "desafortunadas" declaraciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha