eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los cementerios paraguayos se convierten en campo de batalla contra el mosquito Aedes aegypti

- PUBLICIDAD -
Los cementerios paraguayos se convierten en campo de batalla contra el mosquito Aedes aegypti

Los cementerios paraguayos se convierten en campo de batalla contra el mosquito Aedes aegypti

Los cementerios de Paraguay se convierten en estos días de recuerdo a los difuntos en campos de batalla contra el mosquito transmisor del dengue, el zika y el chikungunya, a los cuales se combate cambiando por arena el agua de los floreros que depositan los visitantes.

Un ejército de miembros del Servicio Nacional de Erradicación del Paludismo (Senepa) ha sido distribuido por los diferentes camposantos del país sudamericano para entregar bolsas de arena a los visitantes que estos días acuden con flores a recordar a sus seres queridos.

Se trata de que empleen arena en lugar de agua en los recipientes con flores que se depositan en las tumbas, ya que sin el líquido elemento el Aedes aegypti no puede depositar sus huevos.

"En la entrada (de los cementerios) nos colocamos y conversamos con las personas repartiendo volantes (...) e informamos de cambiar el uso del florero con agua, reemplazarlo con arena o, si no, con flores artificiales", dijo a Efe la funcionaria de Senepa Sonia Melgarejo en el cementerio de la Recoleta, el más popular de Asunción.

Ella, junto con otros compañeros, acuden desde el lunes a los accesos de la Recoleta para advertir a cada familiar o amigo que llega a homenajear a sus difuntos de la importancia de no dejar recipientes con agua estancada.

"Es importantísimo porque de esa manera eliminamos el criadero. El mosquito, el vector transmisor del dengue, desova sus huevos en recipientes con agua quieta", indicó Melgarejo.

Melgarejo es una de los tantos miembros de Senepa que estos días ayuda a que Paraguay no vuelva a sufrir epidemias de dengue como la ocurrida en 2013, la peor de su historia, cuando 252 personas murieron a causa del virus.

En ese sentido, Melgarejo destacó que "la gran mayoría de las personas ya están concienciadas".

Sin embargo advirtió de que las lápidas, los floreros con agua acumulada, los desechos en el suelo y, en definitiva, "la sombra y en lugares fríos y húmedos" son los lugares idóneos para el desarrollo larvario del mosquito.

"Desde una tapita de gaseosa hasta cubetas viejas, botellitas descartables, floreros rotos que encontramos con agua y con larvas", señaló Melgarejo sobre los potenciales criaderos.

Desde el Ministerio de Salud Pública de Paraguay advirtieron hoy de que los cementerios son lugares críticos debido a los floreros con agua acumulados, que aumentan en número con motivo del Día de Todos los Santos y del Día de los Difuntos.

Esas fechas coinciden además con una subida de las temperaturas, anticipo de un verano que es la época más crítica para las enfermedades transmitidas por el Aedes aegypti, alertó hace unas semanas el ministro de Salud Pública, Antonio Barrios.

"Si tenemos calor y empezamos a tener lluvia nos preocupa muchísimo. Van a aumentar los casos, tenemos índice de infestación larvaria superior al 5 %, es bien alto, especialmente en los barrios clásicos de Asunción", indicó Barrios.

Paraguay ha reportado 16 muertes a causa del dengue hasta mayo de este año, así como 2.467 casos confirmados, otros 38 detectados oficialmente de chicungunya y dos de zika, aunque estos últimos virus no han provocado hasta el momento ningún fallecimiento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha