eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Más de cien incendios activos arrasan la cornisa cantábrica

La Unidad Militar de Emergencias trabaja en la extinción de los 80 incendios que se encuentran activos en Cantabria y los 38 de Asturias

En el País Vasco, dos hidroaviones trabajan para extinguir un incendio en Berango

- PUBLICIDAD -
Proponen un mapa del riesgo del fuego y una nueva ley estatal contra los incendios

EFE EFE

Cantabria ha activado este lunes el nivel 2 del Plan Especial de Incendios Forestales de la Comunidad Autónoma, con cerca de 80 incendios forestales declarados a primera hora. Esto implica una situación de "alerta máxima" y la movilización de más medios externos para tratar de hacer frente a las llamas en una jornada, además, en la que existe un aviso naranja por viento.

El Principado de Asturias también ha vuelto a solicitar este lunes la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) para luchar contra los 38 fuegos declarados en esa comunidad. Es la segunda ocasión en la que Asturias debe recurrir al ejército después de que se desatara una ola de incendios la noche del 19 de diciembre con hasta un centenar de fuegos simultáneos. Fuentes de la Guardia Civil señalaron que, al menos, varios de esos incendios fueron intencionados. En la labor de extinción de uno de los fuegos, en el concejo de Parres, falleció un piloto de un helicóptero que se estrelló mientras sobrevolaba la zona.

Según ha informado el Gobierno cántabro, la situación más complicada de esa región se encuentra en la zona de Cabúerniga-Los Tojos, con más de 15 focos activos. Allí, junto con las cuadrillas y la guardería de la Dirección General del Medio Rural y efectivos del 112, están ya desplegados 89 militares de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que llegaron a las 2.00 de la mañana con doce autobombas, dos camiones nodriza, vehículos auxiliares y equipos de telecomunicaciones. El Ejecutivo asegura que "tiene estudiadas todas las posibilidades por si fuera necesario evacuar el pueblo". El Puesto de Mando Avanzado para esta zona se encuentra ubicado en Ruente para tomar las decisiones pertinentes.

Del mismo modo, y a petición del Gobierno de Cantabria, otro destacamento de la UME de similares características se incorporará a media mañana al Valle del Besaya, donde hay registrados en estos momentos cerca de una decena de incendios entre Los Corrales de Buelna y Cañeda. Otras zonas afectadas son el Alto Asón (Arredondo, Ramales de la Victoria y Rasines), con una docena de focos activos, y Liébana, con cuatro focos y donde los efectivos forestales del Gobierno y los bomberos del Parque de Tama han trabajado intensamente para controlar el incendio declarado en las proximidades del núcleo de San Andrés (Cabezón de Liébana).

En Euskadi, dos hidroaviones trabajan ya en la extinción del incendio de Berango, según informa SOS Deiak en su cuenta de Twitter. La Diputación vizcaína había solicitado medios aéreos al Ministerio de Medio Ambiente para extinguir el fuego que afecta a las localidades vizcaínas de Berango y Sopelana, un apoyo que ya ha llegado para trabajar de forma coordinada con las dotaciones de bomberos trasladadas a la zona afectada.

El fuego, que se encuentra bajo control pero no extinguido, se originó sobre las 20.30 horas de este domingo en dos focos, uno en el propio municipio de Berango, con un frente de unos tres kilómetros, y otro que afecta al término municipal de Sopelana, aunque no en su zona poblada.

31 fuegos controlados en Asturias

En Asturias, el Servicio de Emergencias del Principado de Asturias (SEPA) ha informado de que la Unidad Militar de Emergencias desplazará unos 36 efectivos, 6 autobombas y 2 nodrizas. El SEPA, por su parte, instalará un Puesto de Mando Avanzado (PMA) en Soto de Ribera. Los servicios de emergencias han solicitado la ayuda a causa de la simultaneidad de incendios forestales, a las adversas condiciones meteorológicas y al elevado riesgo de nuevos incendios.

Actualmente continúan activos 38 fuegos en Asturias, de los cuales 31 están controlados. Los incendios que están controlados son los de Aller, Amieva, Cabrales, los siete iniciados en Cangas de Onís, los dos declarados en Caso, el de Coaña, El Franco, Grandas de Salime, Parres, Piloña, Langreo, Laviana, Lena, Llanes (Villa / Caldueñin), Mieres, Ponga Quirós, Ribadesella, Ribera de Arriba, Santo Adriano, Villamorey (Sobrescobio) y Tapia.

Por otro lado, siguen sin estar controlados los fuegos iniciados en Pampiedra (Langreo), Peridiello (Lena), Caldueñín (Llanes), Corugedo (Riosa), La Zorea (Bimenes), y los declarados en Soto de Agues y Campiello (Sobrescobio). Al fuego se suma desde ayer domingo la declaración de alerta naranja en varias comarcas del Principado por fuertes vientos, lo que podría dificultar las labores de extinción.

Todos los efectivos movilizados

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, se ha desplazado a primera hora de la mañana al Centro de Coordinación de lucha contra el fuego habilitado en la localidad de Ruente, debido a los incendios forestales activos en la comunidad autónoma y que se elevan, según ha precisado el jefe del Ejecutivo en sus cuentas de Facebook y Twitter, a 82.

Un total de 89 efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) combaten desde la pasada noche los incendios declarados en Cantabria, concretamente en Cabuérniga y Ramales, y otros 50, del Batallón V de León, han partido este lunes por la mañana para relevar y reforzar a sus compañeros.

A esta situación de emergencia se suma que la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha ampliado para este lunes los avisos naranja (riesgo importante) y amarillo (riesgo) por fuerte viento en Cantabria, donde las rachas podrían alcanzar los 130 kilómetros por hora en las cumbres montañosas. La Dirección General de Protección Civil y Emergencias, y el Servicio de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria aconsejan extremar la precaución.

Fin de semana negro

El Gobierno de Cantabria pidió este fin de semana la "urgente" intervención del Ejército con medios terrestres y aéreos para combatir y sofocar los incendios forestales en la comunidad autónoma. Hasta un total de 70 focos se encontraban activos hasta ese momento, tras una jornada negra para los montes de la región. El aumento del viento en las últimas horas, que ha obligado a activar la alerta naranja, complica la extinción de los fuegos.

Así lo manifestó el jefe del Ejecutivo, Miguel Ángel Revilla, a través de las redes sociales:

La jornada del domingo, que comenzaba con 18 focos activos y tres hidroaviones del MAGRAMA participando en las labores de extinción, concluía con innumerables focos que se extendían por todos los montes de Cantabria. Las zonas en las que el fuego ha incidido con mayor virulencia son los valles del Besaya, Cabuérniga y el Alto Asón, aunque también se registran incendios en estos momentos en Liébana y Ramales.

El fuego afecta a gran parte de la geografía regional, habiéndose registrado incendios en Liérganes, San Felices de Buelna, Tudanca, Arenas de Iguña, Guriezo, Vega de Pas, Valdáliga, Soba, Voto, Penagos y Ramales de la Victoria, entre otros municipios, lo que supone una importante pérdida de valor ecológico que podría agravarse dadas las previsiones meteorológicas de las próximas horas. La mayor parte de los incendios registrados estos días afectan a matorral y monte bajo, aunque en el municipio de Los Tojos los focos desatados el sábado han afectado a zona de arbolado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha