eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un condenado de Colonia Dignidad asistió a la recepción de Gauck en Chile

- PUBLICIDAD -
Un condenado de Colonia Dignidad asistió a la recepción de Gauck en Chile

Un condenado de Colonia Dignidad asistió a la recepción de Gauck en Chile

El viaje a Chile del presidente alemán Joachim Gauck, centrado en los crímenes de la Colonia Dignidad, incluyó un presunto desliz de protocolo, ya que un condenado por abusos en ese enclave germano acudió como víctima a la recepción de la embajada de Alemania, con motivo de la visita del mandatario.

Según constata en su edición de hoy el diario "Süddeutsche Zeitung", entre los invitados para ese acto, celebrado el pasado día 12, se encontraba Reinhard Zeitner, un exguarda de ese lugar condenado en 2013 en Chile a tres años de cárcel por complicidad en rapto de menores.

Aparentemente, la invitación le fue cursada por constar también como víctima de ese enclave, ya que siendo niño sufrió él mismo abusos por parte del fundador y líder de la secta, el exnazi Paul Schäfer.

En el acto oficial se encontraba el cinesta alemán Florian Gallenberger, director de la película "Colonia", centrada en las atrocidades cometidas en el lugar, quien identificó a Zeitner entre los presentes y se encaró con él.

Una portavoz de Gauck expresó el malestar provocado por esa situación, aparentemente una confusión "inexplicable", apunta el rotativo, sobre todo teniendo en cuenta que el objetivo prioritario de la visita del presidente a Chile era transmitir un "mea culpa" alemán por lo ocurrido.

Chile era la primera parada de la gira por América Latina de Gauck, que concluyó en Uruguay, y que estuvo centrada en la recuperación de la memoria histórica y la superación de las dictaduras.

El presidente alemán se reunió en Santiago con su homóloga chilena, Michelle Bachelet, y con víctimas de la Colonia Dignidad, ante los que lamentó la actuación de los diplomáticos que durante años desoyeron las denuncias y peticiones de ayuda procedentes del enclave, aunque descartó indemnizaciones del Estado alemán.

Gauck admitió que su país debería haber prestado auxilio a las víctimas de la secta dirigida por Schäefer, que durante cuarenta y cuatro años cometió graves violaciones a los Derechos Humanos y colaboró con los aparatos represores del régimen de Pinochet.

Entre 1961 y 2005 Colonia Dignidad, rebautizada hoy como Villa Baviera, fue el centro de operaciones de una secta que sometió a unas 300 personas con trabajos forzados, castigos y manipulación mental, además de cometer abusos sexuales y violaciones a menores.

El pasado abril, el ministro de Asuntos Exteriores alemán, Frank Walter Steinmeier, anunció la desclasificación de las actas relacionadas con Colonia Dignidad para favorecer la investigación de esos casos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha