eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La decisión judicial abre la puerta a legalización de la eutanasia en Sudáfrica

- PUBLICIDAD -
La decisión judicial abre la puerta a legalización de la eutanasia en Sudáfrica

La decisión judicial abre la puerta a legalización de la eutanasia en Sudáfrica

La decisión de un juez de reconocer el derecho al suicidio asistido de un enfermo terminal de cáncer despeja el camino a la legalización de la eutanasia en Sudáfrica, y abre una apasionada batalla moral y legal entre sus partidarios y detractores.

"Es una victoria maravillosa para la humanidad. Definir cómo morimos define cómo vivimos", dijo a EFE un eufórico Sean Davison.

Profesor y presidente de la plataforma proeutanasia Dignity SA (Dignidad Sudafricana), Davison fue condenado por ayudar a morir a su madre enferma terminal de cáncer administrándole morfina, y es una de las figuras más activas de la campaña para despenalizar el suicidio asistido en Sudáfrica.

"Es un precedente legal, y cualquier persona en la misma situación deberá tener el mismo derecho", declara Davison sobre el caso de Robin Stransham-Ford, el enfermo terminal de cáncer de próstata cuyo derecho a la eutanasia fue reconocido ayer, jueves.

Con el apoyo de Dignity SA, Stransham-Ford, de 65 años, presentó el martes una solicitud urgente ante la Justicia para que se le permitiera morir con ayuda de los médicos.

Stransham-Ford no pudo ver el desenlace exitoso de la acción legal que había iniciado: murió de causas naturales ayer por la mañana en Ciudad del Cabo, poco antes de que el juez Hans Fabricius autorizara su suicidio asistido en el Tribunal Superior de Pretoria.

El magistrado apeló al derecho a la dignidad y a la integridad física y mental reconocidos en la Constitución para declarar sin efecto la ley que contempla delitos de homicidio culpable o asesinato para los médicos que ayudaran a morir a Stransham-Ford.

En su decisión, Fabricius considera que la citada ley respecto al suicidio asistido está "en conflicto" con esta parte de la Ley Fundamental, lo que podría llevar al Parlamento a aprobar un cambio de la legislación que despenalice la eutanasia, en el sentido de la sentencia.

Para ello, la histórica decisión -la primera de este tipo en la historia de Sudáfrica, que tiene una de las Constituciones más progresistas del mundo- deberá superar los recursos que ya han anunciado el Ministerio de Justicia, el Consejo de Profesiones de la Salud (HPCSA) y la organización Doctores por la Vida.

Fuentes de Doctores por la Vida, aseguraron a EFE que la legalización de la eutanasia activa abre la puerta a las "muertes prematuras por incentivos financieros", tanto para ahorrar dinero en tratamientos como para obtener la herencia del enfermo.

El colectivo cita también como argumento lo habitual de las muertes por "negligencia e indiferencia" en el sistema público sudafricano de salud, así como el alto índice de suicidios en el país y el gran número de muertes violentas.

Si no en la valoración de la sentencia, quienes critican y celebran este paso hacia la legalización de la eutanasia sí coinciden en su carácter crucial.

"Ahora mismo no podemos perseguir casos de suicidio asistido", afirmó tras conocer la decisión del juez el portavoz del Ministerio de Justicia, Mthunzi Mhaga, que reconoció que sienta precedente.

Como en toda polémica pública en el país, en el debate se ha recurrido a autoridades morales reconocidas casi unánimemente en la sociedad sudafricana.

Miembros de Dignity SA se manifestaron ayer frente al Tribunal Superior de Pretoria con fotografías y citas del arzobispo y activista Desmond Tutu, que se pronunció a favor del suicidio asistido y contra la sacralidad de la vida "a cualquier precio" durante la larga enfermedad de Nelson Mandela.

Precisamente el presidente Mandela encargó al final de su mandato en 1998 un proyecto de ley para reconocer el derecho al suicidio asistido, que nunca llegó a convertirse en ley y podría recuperarse ahora tras la sentencia de Fabricius.

De ser así, Sudáfrica -que se convirtió en 2006 en el primer país de África en reconocer plenos derechos a los homosexuales- se sumaría a países como Bélgica, Suiza u Holanda, que ya permiten el suicidio asistido, y marcaría otro hito en la historia del continente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha