eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los detractores del matrimonio gay, "orgullosos" de defender a una minoría

- PUBLICIDAD -
El exprimer ministro belga saluda el "sí" al matrimonio homosexual en Irlanda

El exprimer ministro belga saluda el "sí" al matrimonio homosexual en Irlanda

El bando del "no" a la legalización en referéndum del matrimonio entre parejas del mismo sexo en la República de Irlanda se declaró hoy "orgulloso" de haber podido defender la posición de una minoría "cuyas voces nadie escucha".

A la espera de que el fin del recuento de votos confirme la contundente victoria del "sí" en el plebiscito de este viernes, el grupo "Madres y Padres Importan" (MFM), uno de los más visibles durante la campaña, destacó hoy las dificultades que han tenido los detractores del matrimonio gay para encontrar apoyos en la sociedad irlandesa.

"Desde nuestro punto de vista, hemos representado a un proporción de la población más grande que la que respalda a cualquier partido político", afirmó este grupo ultraconservador en un comunicado.

No obstante, lamentó MFM, "uno de cada tres irlandeses" inscritos en el censo, de poco más de tres millones, "no estuvo representado por las fuerzas políticas, por los medios de comunicación o por las instituciones del Estado".

"Estamos orgullosos de haber luchado por aquellos cuyas voces nadie escucha", agregó el grupo en la nota.

Con la victoria del "sí" en el referéndum, el matrimonio entre parejas del mismo sexo será reconocido por el artículo 41 de la Carta Magna, lo que le concederá protección constitucional y le equiparará al matrimonio convencional.

La propuesta del Gobierno de Dublín, de coalición entre conservadores y laboristas, contó con el respaldo de todos los partidos políticos nacionales, los principales medios de comunicación, los sindicatos y la patronal, así como con el de muchas celebridades o estrellas deportivas.

Por contra, el bando de los detractores ha estado formado por pequeños grupos antiabortistas, ultraconservadores y algunos senadores y diputados independientes, así como por la cúpula de la Iglesia Católica, cuyo poder e influencia, no obstante, ha caído en picado en los últimos años por los casos de abusos sexuales a menores.

Durante la campaña sostuvieron que el matrimonio homosexual atenta contra los valores de la familia tradicional y aseguraron que modificará radicalmente los procesos de adopción y de maternidad subrogada, al tiempo que erosionará los derechos del menor.

La República de Irlanda ya promulgó en 2010 la ley de Relaciones Civiles que, por primera vez en este país, concedía reconocimiento legal a las parejas de hecho del mismo sexo, pero eludía calificar a esas uniones de "matrimonio" y protegerlas constitucionalmente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha