eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un español vuelve a presidir la antigua Santa Inquisición

El Papa Francisco fulmina al ultraconservador Müller y coloca a Luis Ladaira Ferrer al frente de Doctrina de la Fe. Era secretario de la Congregación y responsable de la comisión de diaconado femenino, apuesta de este Papado

Después de Torquemada, y en la reciente historia de la Iglesia, sólo otro español ha ocupado ese cargo, Rafael Merry del Val, entre 1914 y 1930

67 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Luis Francisco Ladaira Ferrer. Foto: Youtube Universidad Gregoriana

Luis Francisco Ladaira Ferrer. Foto: Youtube Universidad Gregoriana

Siglos después, un español volverá a presidir el Santo Oficio. El Papa Francisco, en una nueva sorpresa (y van...) de este Pontificado, acaba de anunciar la sustitución del cardenal alemán Gerhard Müller como prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, nombrando como sustituto a Luis Ladaria Ferrer, sj, que se convierte en el español con más poder en la Iglesia católica.

La institución que fue liderada por el fraile Tomás de Torquemada en el siglo XV, vuelve a tener a un español al frente. Aunque los tiempos han cambiado, y mucho, en la Iglesia. Ahora, son los inquisidores los que tienen que hacer frente a sus responsabilidades y a su lucha contra las reformas del Papa Francisco

El jesuita mallorquín, hasta la fecha secretario de la Congregación, fue nombrado por el Papa Francisco hace unos meses responsable de la comisión sobre el diaconado femenino, una de las grandes apuestas de este pontificado, y también forma parte de la comisión encargada del diálogo con los lefebvrianos.

La designación de Ladaria ha de interpretarse dentro del proceso de reformas emprendido por el Papa Francisco. La “gran sorpresa de verano” que adelantaba hace más de un mes el vaticanista John Allen en Crux, era la marcha de Gerhard Müller del ex Santo Oficio. En los últimos meses, y especialmente después de la publicación de Amoris Laetitia, las desavenencias entre el Papa y su “guardián de la ortodoxia” eran más que evidentes, aunque oficialmente Müller respaldara a Francisco ante la rebelión de los “cardenales díscolos” (Burke, Brandmuller, Meisner y Caffarra).

Pese a todo, el nombramiento del jesuita español parece un nuevo puente, pues Ladaria no está considerado precisamente uno de los teólogos de cabecera del pontífice, como sí podrían serlo Victor Manuel Fernández, los cardenales Schonborn o O'Malley o el teólogo Bruno Forte. En todo caso, la decisión de Bergoglio significa la total decisión papal de seguir adelante con las reformas emprendidas, y las decisiones tomadas con la mayoría absoluta tanto del Sínodo de Obispos como de la feligresía.

Pese a los escándalos -veraces o inventados- y la cada vez menos silenciosa oposición de una minoría de la Curia y el Colegio cardenalicio, el Papa Francisco continúa trabajando por una Iglesia “pobre y para los pobres”, marcada por la misericordia, la sinodalidad y la acogida. Mal que les pese a muchos.

Considerado teológicamente conservador

El jesuita Ladaria nació en Manacor, Palma de Mallorca, en 1944, e ingresó en la Compañía de Jesús en 1966. Realizó los estudios de filosofía en Comillas, los de teología en la Universidad de Sankt Georgen (Frankfurt), y se doctoró en la Gregoriana de Roma, universidad de la que llegó a ser vicerrector.

Fue profesor de Antropología Teológica en nuestra Facultad de Teología de 1975 hasta 1984, año en el que fue destinado a la Gregoriana de Roma.

Juan Pablo II le nombró miembro de la Comisión Teológica Internacional en 1992 y consultor de la Congregación para la Doctrina de la Fe en 1995. En marzo de 2004fue nombrado Secretario General de la Comisión Teológica Internacional y condujo la evaluación de la Comisión sobre el concepto del Limbo a partir de 2006.

En 2008, Benedicto XVI le nombró secretario de la Congregación para la Doctrina de la Fe y consultor de la Congregación de Obispos y del Consejo Pontificio para la Unidad de los Cristianos.

Ladaria es considerado teológicamente conservador, y se adhiere a un retorno a las fuentes anteriores, las tradiciones y símbolos de la Iglesia. También tiene una predilección por la patrología y la cristología. Es un miembro del equipo de la Santa Sede encargado del diálogo con la Hermandad Sacerdotal San Pío X, que comenzó el 26 de octubre de 2009.y, como decíamos, responsable de la Comisión para el diaconado femenino.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha