eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Las excedencias por el cuidado de los hijos ha caído un 16,7 por ciento durante la crisis

- PUBLICIDAD -
Las excedencias por el cuidado de los hijos ha caído un 16,7 por ciento durante la crisis

Las excedencias por el cuidado de los hijos ha caído un 16,7 por ciento durante la crisis

El número de excedencias por cuidado de hijos cayó un 16,7 por ciento entre 2008 y 2014, según un informe hecho público hoy, que también revela que en la última década se registró un aumento del porcentaje de hombres que solicitaron excedencias frente a una caída entre las mujeres.

Los datos se recogen en el estudio "Empleo y maternidad: obstáculos y desafíos a la conciliación de la vida laboral y familiar", editado por la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas).

Las autoras de la investigación, Margarita León, Zyab Ibáñez y Carolina Muñoz-Mendoza, señalan que la precariedad del mercado laboral y la baja productividad española chocan con el disfrute de los derechos vinculados a la maternidad y a la paternidad, al tiempo que recuerdan que la crisis y los recortes han supuesto un alto en el camino hacia la convergencia con los países europeos avanzados.

En los últimos diez años, las excedencias por cuidado de hijos han aumentado un 10,6 por ciento, desde las 28.403 en 2005 a las 31.435 en 2014, aunque el incremento no ha sido constante, ya que, entre 2008 y 2014, el número de excedencias se redujo un 16,7 por ciento.

Por sexos, el porcentaje de madres que hicieron uso de la excedencia bajó del 96,67 por ciento en 2005 al 94,01 por ciento en 2014, mientras que el de padres subió del 3,33 al 5,99 por ciento.

Las cifras muestran una ligera mejora en la distribución de las cargas entre mujeres y hombres, aunque evidencian la persistencia de importantes brechas de género.

En el caso de la reducción de la jornada laboral, de los 5,02 millones de ocupados con hijos a cargo, solo un 12,8 por ciento se acogió a este beneficio en 2010 (un 3,3 por ciento de los hombres frente al 22,5 por ciento de las mujeres).

Las autoras del informe indican que el poco uso de las excedencias y las reducciones de jornada ponen de manifiesto que este tipo de beneficios no son incentivos suficientes, ya que implican una reducción de los ingresos sin que se vean compensados por los subsidios.

Destacan asimismo la creciente segmentación laboral por ocupaciones entre las mujeres, que es muy superior a la de los varones, puesto que muchas de ellas optan por trabajos o sectores en los que la conciliación es algo más viable, como el sector servicios u ocupaciones poco cualificadas.

Existen más de quince puntos porcentuales de diferencia en el acceso a la reducción de jornada y excedencia no remunerada entre mujeres de niveles educativos altos y bajos.

Las mujeres con niveles más altos tienen más probabilidades de hacer uso del permiso parental y durante más tiempo que las mujeres con niveles educativos inferiores.

En porcentaje de Producto Interior Bruto (PIB) gastado en política social y familiar (permisos de maternidad, paternidad y cuidado infantil), hay margen para converger con los países europeos más avanzados.

Teniendo en cuenta la distribución de ese gasto entre transferencias, servicios y desgravaciones fiscales, Reino Unido destina más del 4 por ciento de su PIB a partidas específicas para las familias con un claro predominio de las transferencias monetarias, mientras que países como España, Grecia o Portugal no llegan al 1,5 por ciento.

Entre los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), España ocupa una posición destacada en cuanto al número de semanas de permiso parental que se ofrecen a ambos cónyuges conjuntamente, pero pasa a una de las últimas posiciones cuando se tiene en cuenta la remuneración de los permisos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha