eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La ingesta media de fibra de los españoles, muy por debajo de lo recomendado

- PUBLICIDAD -
La ingesta media de fibra de los españoles, muy por debajo de lo recomendado

La ingesta media de fibra de los españoles, muy por debajo de lo recomendado

La ingesta media de fibra de la población adulta española se sitúa en los 12,5 gramos al día, muy por debajo del consumo adecuado establecido por la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria de 25 gramos diarios.

Así se recoge en el estudio científico Anibes, coordinado por la Fundación Española de Nutrición (FEN), que analiza la relación entre la ingesta de fibra en los diferentes momentos del día, sus fuentes alimentarias y la problemática del exceso de peso corporal y la obesidad abdominal en una muestra representativa de ciudadanos de entre 18 y 64 años.

En el total de la muestra, la ingesta media fue "significativamente mayor" en las personas con un peso normal (13,4 gramos/día), sin obesidad abdominal (13,5) y los que no tenían exceso de peso (13,5).

Por el contrario, fue menor en aquellos con sobrepeso (12,3 gramos/día), con obesidad general (11,8), con obesidad abdominal (12) y con exceso de peso y/u obesidad abdominal (12,2).

En términos generales, el estudio muestra una ingesta "insuficiente" de fibra entre la población española, señala la profesora Rosa María Ortega, directora del grupo de investigación Valornut y catedrática de nutrición de la Universidad Complutense de Madrid.

La investigación constata también que tanto la comida como la cena fueron los momentos del día donde se concentra una mayor proporción de la ingesta (75,8 %); casi la mitad del consumo procede de la comida (47,4 %).

Destaca el hecho de que solo un 13 % del consumo de fibra se realiza en el desayuno a pesar de que debería incluir grupos de alimentos como cereales y frutas.

Además, el patrón de ingesta de fibra de las diferentes comidas varía según el sexo: las mujeres la consumen más en el desayuno y la merienda y los hombres en la cena.

El porcentaje de fibra proveniente de la merienda fue mayor en los individuos con normopeso que en aquellos con sobrepeso u obesidad, mientras que la fibra de la cena fue mayor en los que tenían obesidad en relación con los que tenían sobrepeso.

"Esta diferencia podría ser debida al hecho de que un mayor contenido de fibra puede favorecer una reducción del apetito, hecho que, a su vez, podría ayudar a tomar menos cantidad de alimentos en las comidas posteriores, en este caso durante la cena, equilibrando así la ingesta energética diaria", señala la doctora Ortega.

También se podría explicar teniendo en cuenta que la merienda puede contener una mayor cantidad de fibra al incluir alimentos saludables con un contenido más bajo de energía o grasa.

El estudio recoge que las principales fuentes alimentarias de fibra son los granos y harinas (39,1 %) y verduras y hortalizas (24,1 %), seguidos de frutas (16,6 %), legumbres (9,2 %), precocinados (4,5 %), salsas y condimentos (2,1 %), aperitivos (1,5 %), azúcares y dulces (0,6 %), bebidas no alcohólicas (0,4 %), lácteos (0,3 %) y suplementos y sustitutos de comida (0,1 %).

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha