eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los maquinistas alemanes mantienen su huelga pese a propuesta de la patronal

- PUBLICIDAD -
Los maquinistas alemanes mantienen su huelga pese a propuesta de la patronal

Los maquinistas alemanes mantienen su huelga pese a propuesta de la patronal

Los maquinistas de la compañía alemana de ferrocarriles Deutsche Bahn (DB) decidieron hoy mantener su huelga, convocada hasta el domingo, a pesar de la nueva propuesta de mediación lanzada por la empresa para resolver el conflicto laboral de ese colectivo.

"Mantenemos nuestra lucha hasta el domingo a las 09.00 de la mañana", proclamó el líder del sindicato, Klaus Weselsky, ante una asamblea de trabajadores de Colonia, donde dijo que desconoce los términos de la nueva oferta de la patronal y que espera "recibirla en algún momento por correo".

El líder sindical hizo esta declaración, después de que esta mañana el presidente de DB, Rüdiger Grube, propusiera como mediador en el conflicto al ex primer ministro del Land de Brandeburgo, el socialdemócrata Matthias Platzeck.

El objetivo de Grube es lograr que la GDL suspenda la convocatoria de huelga, la más larga de la historia de la compañía, que se inició el lunes con los servicios de mercancías, se extendió el martes a los de pasajeros y que afecta a dos tercios de los trenes de cercanías y largo recorrido.

Se trata de la octava ronda de huelgas en medio de un conflicto en que, hasta ahora, la GDL ha rechazado la fórmula de un arbitraje, pese a las presiones del ámbito político para que la acepte y ponga fin a un paro que, según estimaciones, provoca pérdidas de 100 millones de euros diarios a la empresa.

Se calcula que en sus seis días de duración, la huelga afectará a los planes de 30 millones de pasajeros y que repercutirá asimismo en la producción industrial de los sectores más dependientes de suministros de componentes, como la automoción.

Según una encuesta del canal de televisión informativo ntv, un 32 % de los ciudadanos responsabiliza de la huelga a la dirección de DB y un 65 % a una supuesta actitud inflexible de Weselsky, muy presente en los medios con declaraciones en las que acusa a la compañía de practicar el "terrorismo empresarial".

La convocatoria de los seis días de huelga agudiza el pulso entre GDL y la dirección de DB, que más allá de las reivindicaciones salariales se ha convertido en una prueba de fuerza para los maquinistas.

Este colectivo reclama un incremento salarial del 5 %, la reducción de su semana laboral a 38 horas -una menos de las actuales 39-, así como la limitación de las horas extras.

El gran punto de fricción no son estos incrementos, sino el hecho de que este colectivo pretende ampliar su convenio a los revisores y resto de personal de a bordo, que hasta ahora perciben salarios muy inferiores.

Con ello se propone ganar afiliados y evitar la pérdida de poder que conllevará, de materializarse, un proyecto de ley del Gobierno de la canciller, Angela Merkel, que pretende limitar la capacidad de los sindicatos pequeños para establecer sus propios convenios.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha