eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La masificación y alteración del paisaje, riesgos de los Parques Nacionales

- PUBLICIDAD -
La masificación y alteración del paisaje, riesgos de los Parques Nacionales

La masificación y alteración del paisaje, riesgos de los Parques Nacionales

Los parques nacionales españoles son un destino turístico de "primer orden", pero afrontan el riesgo de la masificación y la "desnaturalización", ha afirmado en una entrevista con Efe el director del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, Pablo Sanjuanbenito.

Los quince espacios naturales que gozan de esta figura de protección en España recibieron más de diez millones de visitantes en 2013, el último año del que se tienen datos.

Con motivo de la celebración mañana del Día Europeo de los Parques Naturales, Sanjuanbenito ha detallado que cada uno de esos quince Parques Nacionales posee unos "valores excepcionales" que se deben gestionar con equilibrio para evitar aspectos negativos como la masificación.

El alto índice de visitas a un Parque puede generar, a veces, daños puntuales en el hábitat de especies amenazadas de fauna o flora.

Sin embargo, la herida más grave que se puede infringir a un Parque es "desnaturalizarle", dañar su propia imagen.

Hay que erradicar la masificación de los Parques y velar para que la visita a un espacio natural ofrezca al ciudadano esa sensación de contacto pleno con la naturaleza y su entorno, desligado de las multitudes, ha señalado el gerente del Guadarrama.

Para gestionar el Parque de Guadarrama se está elaborando el Plan Rector de Uso y Gestión (Prug), una norma única que indicará los usos en cada lugar del Parque y que deberá estar aprobado antes de junio de 2016.

Respecto al controvertido tema de la caza o monterías en el interior del Parque de Guadarrama, Sanjuanbenito ha sido tajante en su respuesta: la caza comercial y deportiva está prohibida en el Parque aunque habrá "caza de gestión" con las cabras y los jabalíes ya que su demografía explosiva amenaza a otras especies en peligro.

La declaración de Guadarrama como Parque en 2013, es el más joven de todos, ha supuesto comprender la sierra guadarrameña "bajo un mismo paraguas", tutelado por la Comunidad de Madrid y la Junta de Castilla y León, y tener criterios comunes en proyectos que enriquezcan las dos partes.

El Parque recibió durante su primer año alrededor de 3.500.000 visitantes.

Actualmente -ha detallado Sanjuanbenito, ingeniero de montes-, se está invirtiendo en una red de contadores de personas para tener una idea más exacta del dato global de visitantes.

Además de este conteo están en marcha otras iniciativas que permiten compatibilizar el ocio y el disfrute de este espacio protegido con la conservación, como el "Bus del Parque", actividades en los Centros de Atención al Visitante o las bicicletas de montaña que cuentan con una red especial de rutas.

Como dato curioso ha resaltado que la figura del "visitante nocturno" a la Sierra de Guadarrama se ha disparado considerablemente, sobre todo las noches de estío y con luna llena.

Los visitantes del Parque se pueden clasificar en tres tipos: el visitante local, el turista nacional/extranjero y el madrileño o el segoviano para los que el Parque no es visto como un espacio protegido sino como un lugar de esparcimiento fuera de la urbe.

"Este último tipo de visitantes es en el que más se deberían ordenar los usos de visitas para evitar la masificación", ha dicho.

El Parque de la Sierra de Guadarrama, con una extensión de 339,6 kilómetros cuadrados, cuenta con un presupuesto, en su vertiente madrileña cercano a los 3 millones de euros, a los que hay que sumar 5,2 millones de euros que aporta el Ministerio de Medio Ambiente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha