eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El mayor de los 33 mineros chilenos sobrevivientes en 2010 depende de oxígeno

- PUBLICIDAD -
El mayor de los 33 mineros chilenos sobrevivientes en 2010 depende de oxígeno

El mayor de los 33 mineros chilenos sobrevivientes en 2010 depende de oxígeno

Mario Gómez Heredia, el mayor de los 33 mineros que en 2010 sobrevivieron 70 días atrapados a 700 metros de profundidad en el norte de Chile necesitará utilizar de forma permanente una máquina de oxígeno para seguir viviendo, a causa de una avanzada silicosis que lo aqueja.

Así lo revela hoy el Diario de Atacama, de Copiapó, precisando que Gómez, de 71 años, permanece ingresado desde hace veinte días en una clínica de esa ciudad, a 804 kilómetros al norte de Santiago, pero que en realidad se encuentra mal de salud desde el pasado abril, cuando se complicó un resfrío que lo atacó entonces.

Gómez se atendió primero de forma ambulatoria, pero el tratamiento no le significó una mejoría, sino que por el contrario, su resfrío derivó en una neumonía y debió ser ingresado en la clínica.

El veterano minero, que en los últimos años se ha ganado la vida conduciendo un taxi colectivo en Copiapó, necesita dos equipos de oxígeno, uno fijo y otro portátil, que deben ser importados y aún no los recibe.

En declaraciones al periódico, Gómez dijo que se siente "preso" en la clínica y pidió agilizar la entrega de los equipos para poder volver a su casa.

"Seré oxígeno dependiente el resto de mi vida", comentó Gómez, que pasa los días acompañado por su esposa, Lilianet Ramírez, que lo esperó durante más de dos meses en 2010, en el campamento de los 33 trabajadores atrapados en la mina San José, situada no lejos de Copiapó y actualmente clausurada.

Gómez ha sido visitado también por algunos de sus compañeros de enclaustramiento en la mina, entre ellos Luis Urzúa, el jefe de turno de los 33, y Luis Reygadas, mientras otros le han llamado por teléfono.

Mario Gómez tenía 64 años, era casado y padre de cuatro hijos, y ya padecía de silicosis, además de hipertensión, cuando quedó atrapado. De hecho, según se difundió entonces, por ello representó el mayor desafío para el equipo médico encargado de la salud de los 33.

El 13 de octubre de 2010, Gómez fue el noveno minero en ser rescatado desde las profundidades, y el primero que emergió con luz diurna, equipado con una mascarilla especial que le proporcionó aire con una elevada concentración de oxígeno.

Minero desde que tenía 12 años y cuyos planes eran jubilarse en noviembre de 2010, Gómez llegó a la superficie agitando una bandera chilena firmada por los 33 mineros y se arrodilló para agradecer a Dios haber salido con vida.

Después se fundió en un largo abrazo con su esposa, que rompió a llorar.

Antes, desde que el 22 de agosto los equipos de rescate pudieron contactarse con los 33, Gómez tuvo que recibir suplementos de oxígeno y utilizar broncodilatadores.

Durante su cautiverio, recibió una carta de una niña peruana de ocho años llamada Teresa Consuelo, en la que les pedía a él y sus compañeros que mantuvieran la esperanza.

"Tengan mucha fe en Dios, Él los sacará sanos y salvos para que estén reunidos con sus familias y amigos", escribió la niña.

La pequeña recibió una cariñosa respuesta de Gómez, quien emocionado por su gesto le contestó: "eres la niña más hermosa y amorosa del mundo".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha