eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El ex "número dos" de Bo Xilai, condenado a 15 años de prisión

- PUBLICIDAD -
El ex "número dos" de Bo Xilai, condenado a 15 años de prisión

El ex "número dos" de Bo Xilai, condenado a 15 años de prisión

El Tribunal Intermedio de Chengdu condenó hoy a 15 años de prisión a Wang Lijun, ex "número dos" del dirigente chino caído en desgracia Bo Xilai, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

Wang, ex jefe de Policía de Chonqging cuando Bo era el secretario general del Partido Comunista (PCCh) en esa localidad, estaba acusado de cuatro cargos: deserción, manipulación de la ley en su propio beneficio, abuso de poder y corrupción.

"Ha recibido un condena conjunta por todos los cargos", especificó la agencia.

La sentencia, considerada leve para los cargos que se le imputaban, se conoce una semana después del juicio, que se celebró en dos partes. El lunes pasado se había celebrado a puerta cerrada para tratar los cargos de deserción y manipulación de la ley, los de mayor peso, para evitar que se divulgaran secretos de Estado.

Un día después, el martes, fue juzgado por abuso de poder y corrupción en una vista pública en la misma corte de Chengdu.

El esperado veredicto no sorprende después de que la Fiscalía pidiese con insistencia una "condena mitigada" por la colaboración que Wang había prestado a la Justicia.

Además, el imputado no refutó los crímenes durante el juicio y, según el acta judicial publicada después por Xinhua, pidió perdón por los crímenes cometidos, incluso al Partido Comunista de China (PCCh).

Wang Lijun fue el detonante del mayor escándalo político chino en la última década cuando, el pasado febrero, intentó refugiarse en el consulado de EEUU de la ciudad de Chengdu (próxima a Chongqing).

Allí, supuestamente, reveló la mala praxis de su jefe y vinculó a su esposa, Gu Kailai, con el homicidio del empresario británico Neil Heywood el pasado noviembre en esa ciudad.

Según el acta judicial, Wang pidió asilo político en la legación estadounidense con el argumento de que estaba "bajo amenaza por sus investigaciones en casos criminales".

Este documento también asevera que, antes de intentar refugiarse en la legación, Wang dijo al "entonces jefe del PCCh en Chongqing (Bo Xilai)" que su esposa era "altamente sospechosa" del crimen, tras lo cual el exlíder le recriminó y le propinó una bofetada.

La alusión a Bo en el acta -por primera vez desde que estalló el caso- abre la posibilidad de que se le impute por delitos como encubrimiento (del crimen de su esposa) o abuso de poder, aunque de momento sólo es investigado por violar la disciplina del Partido.

Bo Xilai fue destituido de su cargo apenas un mes después de la entrada de Wang Lijun en el consulado, mientras, casi de forma simultánea, Gu Kailai era considerada oficialmente sospechosa del asesinato de Heywood.

Gu fue procesada el pasado agosto y condenada a una pena de muerte suspendida, que en la práctica evita la ejecución.

Ya conocida la sentencia de Wang -de menor peso que la de Gu, aunque los analistas esperaban una condena similar para él-, tan sólo queda por conocer el destino de Bo Xilai.

El exlíder de Chongqing estaba visto hasta el escándalo como uno de los principales candidatos a entrar en el Comité Permanente -la cúpula del Partido Comunista-, antes de que éste sea renovado en el XVIII Congreso de finales de año.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha