eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El papa insta a los obispos latinoamericanos a educar al perdón y la reconciliación

- PUBLICIDAD -

El papa Francisco se reunió hoy en la Nunciatura de Bogotá con el comité directivo del Consejo Episcopal Latinoamericana (Celam), a cuyos miembros invitó a "educar al perdón y a la reconciliación"

El papa aprovechó la ocasión de su visita a Colombia, que comenzó este miércoles y terminará el domingo, para reunirse con el Celam, que tiene su sede en Bogotá aunque por motivos de tiempo lo hizo en la Nunciatura.

A los obispos, les pidió que la Iglesia en Latinoamericana sea "respetuosa del rostro multiforme del continente" y que "debe continuar prestando el humilde servicio al verdadero bien del hombre latinoamericano".

"Debe trabajar sin cansarse para construir puentes, abatir muros, integrar la diversidad, promover la cultura del encuentro y del diálogo, educar al perdón y a la reconciliación, al sentido de justicia, al rechazo de la violencia y al coraje de la paz", les indicó.

Y agregó: "Ninguna construcción duradera en América Latina puede prescindir de este fundamento invisible pero esencial".

El papa argentino también indicó a los obispos de América Latina que "no se puede, por tanto, reducir el Evangelio a un programa al servicio de un gnosticismo de moda, a un proyecto de ascenso social o a una concepción de la Iglesia como una burocracia que se autobeneficia"

Y agregó que "no se puede reducir a una organización dirigida, con modernos criterios empresariales, por una casta clerical".

Invocando el espíritu del documento de Aparecida de 2007, Francisco volvió a decir que hay que "reencontrar el corazón de la misión de la Iglesia en América Latina"

"Se trata de que se metan día a día en el trabajo de campo, allí donde vive el Pueblo de Dios que les ha sido confiado. No nos es lícito dejarnos paralizar por el aire acondicionado de las oficinas, por las estadísticas y las estrategias abstractas", aseveró.

Advirtió a la Iglesia de no comportarse como "si tuviera las maletas en la mano, lista para partir después de haberla saqueado, como han hecho tantos a lo largo del tiempo".

"No podemos perder el contacto con este sustrato moral, con este humus vital que reside en el corazón de nuestra gente, en el que se percibe la mezcla casi indistinta, pero al mismo tiempo elocuente, de su rostro mestizo: no únicamente indígena, ni hispánico, ni lusitano, ni afroamericano, sino mestizo, ¡latinoamericano!",

Para Francisco, la esperanza de en América Latina "tiene un rostro joven", "un rostro femenino", y "la mente y los brazos de los laicos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha