eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un pesquero recupera los restos de un caza francés accidentado en 2009

- PUBLICIDAD -
Un pesquero recupera los restos de un caza francés accidentado en 2009

Un pesquero recupera los restos de un caza francés accidentado en 2009

Un pesquero ha recuperado frente a la costa de Roses los restos de un avión que, según los expertos de la Guardia Civil, se corresponderían a los de un cazabombardero Rafale de la armada francesa que se accidentó en esa misma zona en 2009.

Aunque la investigación permanece abierta, los indicios que llevan a relacionar el hallazgo con ese siniestro son tanto la coincidencia de coordenadas como el acero y aluminio que forman parte de la construcción del aparato y el tipo de colonización geológica adherida al fuselaje.

Las escasas millas que separan el lugar en que el pesquero encontró los restos del punto del accidente se atribuyen a que otras embarcaciones los habrían arrastrado con sus redes.

La principal hipótesis es que el hallazgo corresponda a uno de los dos cazabombarderos que formaban parte del portaaviones francés Charles de Gaulle y que chocaron sobre las 18:00 horas del 24 de septiembre de 2009 durante unas maniobras.

Uno de los dos pilotos salió con vida del accidente, mientras que el otro desapareció, sin que los numerosos medios aéreos y marítimos que participaron en el rescate hallasen sus restos.

Los investigadores, que están pendientes de que la aviación francesa confirme la identidad del avión, barajaron inicialmente que se tratase de un Airbus A320 que se estrelló en 2008 con siete pasajeros a bordo.

La razón es que, en aquel caso, se produjo una colaboración entre países en el rescate que dejó archivos, inexistentes en el siniestro de los cazabombarderos, como sucede con los se producen fuera del territorio nacional sin afectación a ciudadanos o bienes españoles.

Sin embargo, esa posibilidad ha pasado ahora a un segundo plano, ya que la zona en la que tuvo lugar aquel accidente se situaba mucho más cerca de la línea de costa que en la que faenaba el pesquero de Roses en el momento del hallazgo.

Además, todo apunta a que la rueda que forma parte de los restos encontrados coincide con la trasera del tren de aterrizaje del ala derecha del Rafale.

Estos aviones cuentan con dos ruedas pequeñas en el tren delantero y dos más grandes atrás, cuyas medidas son similares a la que descansa ahora en el puerto de Roses.

El pesquero que ha protagonizado el hallazgo, el Catalina Godo, faenaba ayer a unas 22 millas de la Costa Brava y a unas 20 de la francesa cuando atrapó en sus redes los restos, que miden unos doce metros cuadrados, a unos cien metros de profundidad.

La embarcación, ante el fuerte peso del objeto, tuvo que arrastrarlo hasta el puerto de Roses, donde fue subido con ayuda de una grúa.

La Guardia Civil permanece al cargo de la investigación en contacto con las autoridades francesas para determinar con exactitud la identidad del aparato.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha