eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los problemas del PP con los homosexuales: de "un gay es una persona tarada" a "una ley contra natura"

Javier Maroto ha afirmado este miércoles en una entrevista que el PP "nunca ha tenido ningún problema con los homosexuales" 

La formación recurrió el matrimonio igualitario ante el Constitucional y varias declaraciones homófobas han sido pronunciadas por algunos de sus integrantes

Un exconcejal lo comparó con la zoofilia: "Y un hombre con una cabra y una mujer con un perro". Aguirre dijo que era "meter el dedo en el ojo a los católicos"

- PUBLICIDAD -

El vicesecretario sectorial del PP, Javier Maroto, ha asegurado que el Partido Popular  "nunca ha tenido ningún problema con los homosexuales" al ser preguntado en una entrevista en la Cadena Ser. Pero su formación fue la que recurrió ante el Tribunal Constitucional la ley que permite el matrimonio igualitario, aprobada en 2005, y a nadie se le olvidan "las peras y las manzanas" de Ana Botella.

Pero las declaraciones homófobas que atesoran algunos integrantes de la formación conservadora no se quedan ahí. Estos son algunos de los problemas que parece suscitar el matrimonio y las parejas homosexuales al PP, que mantuvo el recurso ante el Constitucional incluso habiendo comenzado a gobernar. Fue el propio tribunal el que lo declaró constitucional en 2012.

"El matrimonio siempre ha sido una institución entre un hombre y una mujer"

Mariano Rajoy se refería así a la regulación del matrimonio entre homosexuales poco tiempo antes de ser aprobada en el Congreso de los Diputados. Algo que, en su opinión, no respondía a una reclamación del colectivo, sino a "una manía del Gobierno de parecer moderno". Aunque sostenía que sí estaba de acuerdo con "la unión" de personas del mismo sexo, lo que no quería era llamarle matrimonio. Años después, en 2011, recordó en una entrevista con la periodista Pepa Bueno lo que le había dicho a Zapatero al respecto: "Si hacemos una cosa, aunque no se llame matrimonio, la va a aceptar el conjunto de la sociedad española. Si le llamas matrimonio, al final hay mucha gente que va a sentirse herida".

"La pervivencia de la especie no está garantizada"

El conservador Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior, también ha mostrado públicamente su oposición al matrimonio homosexual. En 2013, durante un coloquio sobre religión organizado por la Embajada de España en el Vaticano, afirmó que "existen argumentos racionales que dicen que ese matrimonio no debe tener la misma protección por parte de los poderes públicos que el matrimonio natural. La pervivencia de la especie, por ejemplo, no estaría garantizada".

"Es meter el dedo en el ojo a los católicos"

Lo mismo opina Esperanza Aguirre, que en varias ocasiones ha manifestado su oposición a nombrarlo así. La ocasión más reciente, el pasado mes de marzo, cuando afirmó "no estoy a favor de que se llame matrimonio homosexual, pero es una cuestión nominativa, no habría presentado el recurso". Lo dijo en el programa Un Tiempo Nuevo, que emitía Telecinco. "Porque la palabra matrimonio creo yo que es meter el dedo en el ojo a los católicos", manifestó en 2010.

"Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas"

Son, quizás, las declaraciones de un político sobre la homosexualidad más recordadas y unas de las que más daño hicieron al colectivo homosexual. Ana Botella explicaba así su oposición al matrimonio: "Si se suman dos manzanas, pues dan dos manzanas. Y si se suman una manzana y una pera, nunca pueden dar dos manzanas porque es que son componentes distintos. Hombre y mujer es una cosa, que es el matrimonio y dos hombres o dos mujeres serán otra cosa distinta".

Para Botella, tener dos padres causa "más sufrimiento" a los niños

Pero la exalcaldesa de Madrid, que fue una de las populares presentes en la manifestación convocada por el Foro Español de la Familia contra la ley hace diez años, no se quedó ahí. Otras de sus perlas más famosas son: "Lo que no se puede hacer es tratar de manera igual lo que en esencia es diferente" o si un niño tiene por "papá y mamá a Pepe y a Juan está en una situación distinta, lo cual le produce más sufrimiento que si tiene de padre a Pepe y de madre a María".

"Un gay es una persona tarada"

Lluís Fernando Caldentey, alcalde de Pontons (Barcelona) fue uno de los alcaldes que anunció que no casaría a parejas del mismo sexo. Sus declaraciones, de marcado carácter homófobo, condujeron a anunciar al PP catalán que le expulsaría del partido. Sin embargo, actualmente sigue siendo el alcalde de la localidad y en las pasadas elecciones se impuso por mayoría absoluta. En 2005 se expresaba así: "Yo entiendo que los gays deben tener los mismos derechos, pero para mí un gay es una persona tarada que nace con una deformación física o psíquica". Poco después reiteraba a EFE que no casaría homosexuales porque "son deficientes para procrear y educar".

"No deben ser equiparadas al matrimonio"

Para José María Aznar también parece ser una cuestión "nominativa". El expresidente del Gobierno aprovechó un curso de verano celebrado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, llamado 'ser cristiano en una sociedad secularizada' para atacar la ley aprobada por Zapatero y alabar "el matrimonio, entendido como unión entre hombre y mujer. Otras realidades son respetables pero no deben ser equiparadas".

"Y un hombre con una cabra y una mujer con un perro"

En mayo de 2012, Cayetano Ros, entonces concejal del PP en Molina de Segura (Murcia), comparaba en Twitter el matrimonio homosexual con la zoofilia en un comentario a la noticia de que Obama respaldaba la regulación. "Obama: creo que las parejas del mismo sexo deberían poder casarse... y un hombre con una cabra y una mujer con un perro". El tuit, que poco después borró, generó una enorme polémica en redes sociales e incluso motivó una recogida de firmas para provocar su cese.

"Como la unión entre dos hermanas o un perro y una señora"

"El matrimonio homosexual es como la unión entre dos hermanas, un perro y una señora o una señora y un delfín". Montserrat Nebrera, exdiputada autonómica en el Parlamento de Cataluña por el PP, criticó así la aprobación de la ley que permite el matrimonio homosexual en un mitin del partido celebrado en 2007. "Hemos acabado diciendo que es posible cualquier cosa", añadió.

"Es una ley contra natura"

José Manuel Cendán, exalcalde de Ares (A Coruña), fue otro de los que anunciaron que no oficiarían bodas entre personas del mismo sexo y para justificarlo aludió a la naturaleza. "Es una ley contra natura (...) Creo que la naturaleza es sabia y creo que hay que respetar la naturaleza. Yo respeto a todo el mundo, que sea cada uno lo que le de la gana. Pero yo creo que lo que es la pareja es entre un hombre y una mujer, un macho y una hembra. Lo tenemos que respetar, porque es que si no adónde llevamos el mundo", dijo en declaraciones a la Cadena Ser.

"Hay que tomar bastante bicarbonato para digerirlo"

Cuando Montxo Rodríguez, exalcalde de Sada (A Coruña), fue preguntado en la misma cadena si celebraría los enlaces poco después de la aprobación de la norma contestó: "Yo creo que aquí, en Sada, pues no va a haber cosas raras. No me agrada pero ya miraremos a ver qué es lo que se hace. Hay que digerir todo esto, hay que tomar bastante bicarbonato para digerirlo. Me cuesta, claro que me cuesta. Por eso digo yo que hay que recurrir a algún específico o algún producto".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha