eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Policía y Guardia Civil mantienen el veto a candidatos estrábicos pese a que no hay motivos médicos

El Cuerpo Nacional de Policía los excluye a todos y la Guardia Civil y el Ejército, solo si se nota mucho

Los estrábicos tienen la misma agudeza visual que cualquiera, solo se ve afectada su visión binocular

Algunos aspirantes se ven obligados a pasan por el quirófano, pese a que los resultados de la operación son estéticos

- PUBLICIDAD -
Cae un banda que hacía hasta 1.000 km diarios para robar por toda España

Un policía y un guardia civil

Los aspirantes a formar parte del Cuerpo Nacional de Policía, la Guardia Civil o el Ejército que tienen estrabismo se ven forzados a pasar por una intervención quirúrgica cuyo resultado es, en la mayoría de los casos, meramente estético y no supone una mejora significativa de su capacidad visual.

Esta situación se debe a unos criterios de exclusión médica desactualizadas, imprecisos y, en ciertos casos, arbitrarios e injustificados.  Los requisitos médicos de acceso a la Policía indican que una persona con estrabismo (sin otra especificación) quedará automáticamente excluida de los procesos de selección.

Según los especialistas consultados se debe entender que lo que provoca la exclusión es la falta de visión binocular. Esta pérdida de visión binocular se produce por un incorrecto alineamiento de los ojos, dado que cada uno envía una imagen diferente al cerebro que, al no poder procesarlas, elimina una de ellas.

Aunque existen casos en los que el estrabismo aparece en edad adulta, la mayoría de los casos de estrabismo se presentan desde edades tempranas y si son correctamente tratados no tienen por qué afectar a la agudeza visual, aunque siempre mantendrán limitaciones en la visión binocular.

El cerebro se adapta

Con respecto a si la visión binocular es algo limitante a la hora de desarrollar ciertas actividades, el doctor el doctor Josep Visa, médico del Instituto de Microcirugía Ocular y Presidente de la Sociedad Española de Estrabología, explica que “incluso en aquellos casos que presentan un estrabismo congénito sin visión binocular, el cerebro termina por adaptarse a esta situación, de forma que es posible llevar una vida completamente normal y no creo que haya funciones que no puedan desempeñar dentro de la Policía o la Guardia Civil”.

Un criterio que comparten todos los especialistas consultados. Desde un punto de vista médico, la exclusión por estrabismo solo estaría justificada en casos muy concretos en los que éste haya provocado alguna otra condición o patología que afecte a la visión.

En el caso de la Guardia Civil y el Ejército el estrabismo solo es motivo de exclusión a partir de unos ángulos de desviación del ojo determinados (superior a 3 grados para el ejército y a 5 grados para la Guardia Civil). El hecho de que los ángulos máximos exigidos sean diferentes es algo injustificado, puesto que las diferencias “son prácticamente inexistentes”, según ha afirmado el doctor Visa.

Además, esta exclusión obliga a pasar por el quirófano a todos aquellos aspirantes que tengan una desviación superior a la mencionada, pese a que los resultados de esta cirugía son, en la mayoría de los casos, fundamentalmente estéticos. Salvo en los pacientes que han adquirido el estrabismo en edad adulta, en los que la cirugía podría corregir el estrabismo y recuperar la visión binocular, en la mayoría de los casos (aquellos que se dan desde la niñez) esta operación solo conseguirá la corrección de la desviación del ojo, pero no la recuperación de la visión binocular o una mejora significativa de la capacidad visual.

La cirugía no sirve para mejorar

Según la doctora Lucía Fernández-Vega, especialista en estrabismo del Instituto Oftalmológico Fernández-Vega, “salvo en casos muy concretos, esta cirugía solo sirve para mejorar el alineamiento ocular, lo que puede ser considerado como una simple mejora estética”. Además, la decisión de exigir un ángulo de desviación pequeño podría estar basada “en motivos estéticos o de aspecto, porque definitivamente, por visión binocular no es”, concluye el doctor Visa.

En la actualidad muchos aspirantes terminan por recurrir a la cirugía correctora y la mayoría supera el proceso de selección. La doctora Fernández-Vega asegura que por su consulta han pasado “muchos aspirantes a policías y guardias civiles que han superado las oposiciones tras haber sido operados de estrabismo y nos consta que están desempeñando sus funciones sin ningún tipo de problema o dificultad”.

Entre las múltiples diferencias que aparecen entre los diferentes cuadros de exclusiones destaca el tratamiento de las forias, un tipo de estrabismo latente que solo aparece en situaciones puntuales y que según los médicos está presente en un porcentaje muy elevado de la población. En el caso de la Policía, al no estar matizada la exclusión, todos aquellos que
presenten este tipo de estrabismo quedarían rechazados, algo que no sucede en la práctica.

En el caso del Ejército, la presencia de forias no es una causa excluyente, mientras que para la Guardia Civil, solo serán motivo de exclusión si no entran dentro de unos parámetros específicos que coinciden, sorprendentemente, con los que se exigen para acceder a la carrera de piloto militar.

"Se deberían revisar los criterios"

Esta falta de unificación en los criterios de exclusión médica es algo sobre lo que los oftalmólogos también han llamado la atención. “No tiene sentido exigir requisitos médicos diferentes para Policías y Guardias Civiles cuando van a desempeñar funciones similares”, afirma el doctor Visa. Algo en lo que coincide el doctor Jesús Barrio, especialista en estrabismo de la Clínica Universitaria de Navarra, quien además considera que “estos cuadros de exclusiones deberían ser revisados y actualizados, pues parece que algunos motivos no están bien fundamentados” y señala que “muchas de estas exclusiones se han quedado ya desfasadas”.

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) rechaza los actuales criterios exclusión de los procedimientos de acceso al Cuerpo Nacional de Policía. En este sentido ha realizado una petición formal de modificación de la Ley Orgánica de Régimen de Personal de la Policía Nacional, que actualmente se está tramitando en el Senado, de forma que solo se incluyan como exclusiones aquellas que son inhabilitantes para ejercer el servicio, es decir, aquellas que si afectasen a un funcionario en activo provocarían que éste pasase a situación de “segunda actividad por imposibilidad física de seguir desempeñando funciones policiales”.

Eldiario.es se ha puesto en contacto con los organismos internos responsables de los cuadros de exclusiones médicas de todas las instituciones mencionadas y no ha recibido respuesta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha