eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Del psicoanálisis a la auriculoterapia, México ayuda a afectados por el sismo

- PUBLICIDAD -
Del psicoanálisis a la auriculoterapia, México ayuda a afectados por el sismo

Del psicoanálisis a la auriculoterapia, México ayuda a afectados por el sismo

México brinda atención a las personas afectadas por el sismo que golpeó el país el 19 de septiembre combinando el diagnóstico psicológico tradicional con tratamientos alternativos como la "auriculoterapia", todos ellos disponibles en diversos módulos de asistencia de la capital.

Las personas afectadas, dependiendo del punto de vista del especialista, pueden presentar desde una retención de las emociones que deriva en ataques de pánico hasta una dispersión de la energía del cuerpo que necesita recolocarse en su lugar.

"Necesitamos que hagan catarsis, que saquen toda la información de lo que vivieron y la empiecen a acomodar", explica a Efe la psicóloga Adriana Saucillo, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), que asiste a los pacientes en un módulo de atención del Gobierno en el Parque México.

La experta atribuye en parte el malestar de las personas a la culpabilidad, ya que el ser humano, tras vivir un acontecimiento como éste, tiende a pensar que se equivocó o erró, algo que, de no expresarse, le origina ansiedad, pesadillas o ataques de pánico.

Muchas personas "no pudieron ayudar como esperaban" y eso les está "generando mucha ansiedad", sostiene.

La psicóloga aconseja a sus pacientes en sesiones de 40 minutos que tomen perspectiva del acontecimiento y les insiste en que todavía queda mucho tiempo para ayudar. "Esto va a ser un trabajo largo; quienes no han podido ayudar tienen que entender que tendrán su momento", asegura.

Asimismo, añade, "hay personas que aún continúan en shock porque no lo han podido sacar" (su emoción), lo que también "les genera mucha ansiedad".

"Mientras esta ansiedad no se trate de forma adecuada", pueden crecer los síntomas e incluso derivar en fobias.

Una de las personas que recibió asistencia psicológica, Liliana España, cuenta a Efe que los expertos le aconsejaron que debe asimilar que esto ha sido algo real. "Tengo que estar más con mi familia y saber que es algo (el sismo) que no podemos controlar", cuenta.

Además de extraer los sentimientos callados mediante herramientas psicoanalíticas, los expertos utilizan técnicas de relajación y respiración con los pacientes, ya que eso "también va a lograr que muchos pensamientos se pongan en orden", dice Saucillo.

En el Parque España, terapeutas alternativos brindan curaciones energéticas a los afectados.

La terapeuta alternativa Carmen Huitzil dice a Efe que "todos somos energía" y, debido al impacto del temblor, ésta se dispersa, por lo que la labor de estos practicantes es recogerla y ponerla en nuestro centro energético, situado en el ombligo.

Para ello, palpan el rostro y el cuerpo de los pacientes para percibir a dónde se ha dispersado la energía. "La recogemos con las manos y la cerramos para que se estabilice", precisa.

Su compañero, el también terapeuta Carlos Celio, explica que también se sirven de la "auriculoterapia".

"Es una terapia que se aplica en la oreja. Interpretamos que la oreja tiene la forma de un feto invertido y en él encontramos ubicadas las diferentes partes del cuerpo", expone.

Mediante la inspección de la oreja detectan si el paciente presenta problemas en la cabeza, la columna vertebral o inclusive los órganos internos, siendo los más comunes en dañarse el hígado y el corazón.

"En ocasiones aparecen coloraciones o inflamaciones pequeñas o sobresaltos de venas que nos indican el tipo de problema que la persona padece", afirma.

Para proceder en la oreja, se sirven de "semillitas", como las llamadas huitzil: unas esferas diminutas que regulan la energía del cuerpo.

Tampoco falta la tradicional "curada de susto", que se aplica cuando el cuerpo ve desestabilizadas sus emociones y esto provoca una reacción en cadena, afectando las emociones de las personas a su alrededor.

Utilizando diferentes técnicas tradicionales, los practicantes ayudan a que "las vibraciones del cuerpo se normalicen para regresar todas esas emociones al lugar donde deberían estar".

Para ello, utilizan aceites naturales y las tradicionales flores de Bach, así como un diminuto palo que en contacto con el cuerpo realiza una limpieza corpórea.

La emoción de la persona y su distribución energética varían mucho en función de su vivencia, "de dónde estaba en aquel momento", así como "de sus factores personales".

Estas terapias, convencionales o alternativas, tienen en común su función de estabilizar al ser humano ante la conmoción vivida tras este sismo de magnitud 7,1 que ya se ha cobrado al menos 337 vidas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha