eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El recuento de muertos aumentará pero no en exceso, según ministro nepalí

- PUBLICIDAD -
El Gobierno nepalí da "máxima prioridad" a la reconstrucción de los monumentos

El Gobierno nepalí da "máxima prioridad" a la reconstrucción de los monumentos

El ministro de Información y Comunicación de Nepal, Minendra Rijal, manifestó hoy que el recuento final de los muertos no aumentará en exceso por encima de los 7.365 fallecidos registrados oficialmente hasta el momento tras el terremoto del pasado 25 de abril.

"Ya se han superado los 7.000 (muertos). Estamos preocupados de que pueda subir pero probablemente no en una gran cifra", dijo en una entrevista con Efe el ministro, que prefirió "no especular" y no dar ningún número.

"Todavía hay un trabajo en marcha. Estamos haciendo operaciones de rescate y estaría mal en este momento especular con los números", declaró, sin esconder que se trata de "una catástrofe de enormes proporciones".

Rijal salió al paso de comentarios surgidos en los últimos días en pasillos por parte de varias ONGs y organismos quejándose del supuesto exceso de burocracia y trabas a la hora de sacar su material del aeropuerto.

Incluso en días recientes el principal responsable de la ONU y de la operación humanitaria en Nepal, Jamie McGoldrick, dijo que el Gobierno estaba manejando métodos aduaneros "de tiempos de paz".

"Admiro el apoyo que la ONU ha estado dando pero al mismo tiempo todos tienen que dejar claro cuál es la situación, quiero decir, no es el momento de criticar, es el momento de ayudar y mejorar las operaciones sobre el terreno", indicó Rijal.

"No digo que mi gobierno sea como los gobiernos de la mayor parte de los países más desarrollados. Hay algunos problemas, pero al mismo tiempo hay que entender que está es una crisis de enormes proporciones", añadió.

El ministro de Información y Comunicación nepalí señaló que el aeropuerto de Katamandú tiene nueve terminales y solo se puede dar permiso a nueve aviones.

"Esto no se puede solucionar de un día para otro, lo estamos haciendo lo mejor que podemos, los aeropuertos están operando las 24 horas. ¿Podría haber sido mejor?. Sí, por supuesto", reconoció.

Sin referirse a ninguna acusación en concreto, sostuvo que, si hay alguna crítica, hay espacios para hacerla, y señaló que tal vez "haya algún interés" detrás de ellas.

Otro tema que ha generado comentarios en las últimas horas es la decisión del Gobierno nepalí de sacar ya a los equipos de rescate internacionales que se encuentran en el país.

"No descartamos la posibilidad de rescatar gente viva, pero al mismo tiempo mantener a más de 4.000 personas en el terreno durante muchos días sin tarea no tendría sentido, así que estamos mirando caso por caso y en base a lo que pueden hacer tomaremos una decisión", explicó.

"No estamos diciendo que vayamos a devolver a todo el mundo ni estamos diciendo que vayamos a mantenerlos a todos. Iremos caso por caso", insistió, al agradecer la ayuda de los 34 países que enviaron equipos de rescate.

Rijal señaló que la Policía, la Policía Armada y el Ejército nepalíes están "bastante equipados" para las operaciones en los pueblos alejados, adonde aún no se ha podido llegar, y subrayó que "llega un punto en que los nacionales tienen suficiente capacidad para manejar la situación".

"No queremos ser criticados sin ninguna base por tomar decisiones soberanas", sostuvo.

El ministro nepalí destacó que su Gobierno está "intentando acometer un modesto plan de reconstrucción nacional" por valor de 2.000 millones de dólares.

"El Gobierno solo puede aportar 200.000 dólares, así que nos faltan 1.800 millones. Necesitamos eso: necesitamos dinero de muchos países amigos, de vecinos aún más, de agencias multilaterales, ONGs, buenos samaritanos", indicó.

Preguntado por la supuesta pugna que la India y China mantienen por el liderazgo en las operaciones de ayuda en Nepal por intereses geostratégicos, respondió: no es el momento de criticar a quienes están haciendo bien el trabajo".

Rijal destacó que las "operaciones de ayuda van a ser muy importantes" y que necesitarán las ayuda de todo el mundo.

Subrayó que en este momento lo más importante es la ayuda para los damnificados, a los que hay que dotar de refugios temporales.

"Estamos hablando de algo más de 300.000 familias desplazadas de sus hogares", precisó, insistiendo que los suministros más importantes son las tiendas "y más aún: lonas".

El ministro de Información y Comunicación nepalí destacó que una vez que llegue el monzón, en junio, va a ser "enormemente difícil proveer suministros a la gente que no tenga refugio" por lo que esperan que todos los damnificados tengan refugio para entonces.

"Somos un país pobre", pero "muy fuertes de mentalidad", concluyó.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha