eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La madre de una bebé que sobrevivió a la tosferina pide el acceso universal a la vacuna

- PUBLICIDAD -
La madre de una bebé que sobrevivió a la tosferina pide el acceso universal a la vacuna

La madre de una bebé que sobrevivió a la tosferina pide el acceso universal a la vacuna

La madre de una bebé que cogió la tosferina a los 11 días de nacer y que ha sobrevivido a varias paradas cardiorrespiratorias diarias durante un mes, pide a Sanidad que garantice el acceso universal a la vacuna para evitar más muertes de bebés, algo "tercermundista, que no puede pasar ya en España".

"Hemos sufrido mucho, mucho, pero estamos muy contentos de tener un final feliz. Qué rabia que los bebés fallecidos no lo hayan tenido", ha dicho a Efe la madre de la pequeña que quiso vacunarse en la semana 24 de embarazo pero no encontró la vacuna pese a tener "dos tíos farmacéuticos".

La Comunidad de Madrid ha anunciado que vacunará a partir de enero a todas las embarazadas que estén en el tercer trimestre de gestación contra esta enfermedad, cuya incidencia en la región ha pasado de 5,70 casos por 100.000 habitantes el año pasado a 8,82 casos este año, un 20% por debajo del conjunto nacional.

"No sabemos cómo nuestra hija fue contagiada, nunca lo sabremos", explica la madre, y tras los primeros síntomas que dos pediatras distintos confundieron en la consulta con un catarro, la niña no hacía más que empeorar hasta que tuvieron que ingresarla en una UCI Neonatal el 6 de septiembre donde fue intubada, "fue el primero de los peores días de nuestra vida".

"Tenía 20 o 30 accesos de tos al día, y cada vez tenían que meterle un cable hasta los bronquios, quitarle moco y estabilizarla. A veces esto no servía, entonces la tenían que reanimar unas cinco o seis veces al día, incluso más, con ambú", una reanimación cardiorespiratoria con bolsa de ventilación, y una vez incluso necesitó transfusión de sangre, relata.

Cuando la extubaron, el 15 de septiembre, lo recuerda como "algo maravilloso, dentro de la gravedad de la situación", ya que seguían teniendo que reanimarla "tres o cuatro veces al día, una por turno de DUE -enfermero diplomado universitario-, quizá por la noche alguna más", añade la progenitora.

"En cuanto pude volver a coger en brazos a mi pequeña, que estaba en los huesos, ya no la quería soltar", continúa la madre, "y acabé contagiándome también. Pese a que me ahogaba con los accesos de tos, no me podía quejar viendo cómo mi niña lo estaba pasando tan mal".

Tras pasar "su primer cumplemés" en la UCI, ocho días después la "pequeña luchadora" subió a planta. Seguía tosiendo más de veinte veces al día y estaba monitorizada, pero ya no necesitaba oxígeno, solo incorporarla y estimularla en la espalda cuanto tosía.

Así siguió tras recibir el alta y, "por fin, desde el 20 de noviembre no necesita que la incorporemos para toser, puede hacerlo tumbada sin ahogarse", continúa la madre cuyas noches sin dormir "no han sido fáciles".

El día que se enteró por whatsapp de la muerte de un recién nacido en Málaga, al que siguieran los fallecimientos de bebés en Sevilla y Cuenca, "se me pusieron los pelos de punta y lloré por esas familias", asegura esta madre.

El Ministerio de Sanidad anunció la semana pasada la compra de 60.000 nuevas vacunas, tras un periodo de desabastecimiento mundial por parte de las farmacéuticas Glaxo SmithKline (GSK) y Sanofi-Pasteur.

Tras los fallecimientos, varias comunidades, entre ellas Madrid, han decidido vacunar a las madres, ya que los bebés solo pueden recibir la primera dosis a los dos meses de nacer.

"Con nuestro testimonio, queremos hacer algo para ayudar a que esto no vuelva a pasar", concluyen los padres de la bebé, tras agradecer a todos los médicos y enfermeras que les "ayudaron a sobrellevar aquellos días horribles".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha