eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los trabajadores de Coca-Cola en Fuenlabrada levantan el campamento

- PUBLICIDAD -
Los trabajadores de Coca-Cola en Fuenlabrada levantan el campamento

Los trabajadores de Coca-Cola en Fuenlabrada levantan el campamento

El comité de empresa de la planta embotelladora de Coca-Cola en Fuenlabrada ha decidido "desactivar de forma paulatina y programada" el campamento que los trabajadores afectados por el ERE de la compañía habían levantado para denunciar su situación.

Esta será la primera noche desde el 31 de enero de 2014 en la que no habrá trabajadores durmiendo en el campamento, aunque el portavoz del comité de empresa, Juan Carlos Asenjo, de CCOO, ha indicado a Efe que es posible que haya algún empleado que decida continuar haciéndolo de forma "individual".

Según Asenjo, la desactivación del campamento se inició el pasado fin de semana con la recogida de material y continuará hasta la próxima Navidad.

"La presencia física de los trabajadores en el recinto impide la actividad del campamento", explica Asenjo como motivo de la decisión que, sin embargo, no implica el final de sus protestas, puesto que los representantes de la plantilla ya están buscando un local donde continuar su actividad reivindicativa.

A pesar de la vuelta al trabajo de dos centenares de trabajadores en la planta de Fuenlabrada, Asenjo considera que la empresa "no está cumpliendo con la sentencia" que impuso la Audiencia Nacional puesto que no existe una carga de trabajo real para ellos.

Para el portavoz sindical, el programa que presentó Coca-Cola Iberian Partners al tribunal, que consistía en la conversión de la planta en un centro logístico y de investigación, desarrollo e innovación, se está demostrando como un "fraude" puesto que "los trabajadores están sentados en una silla sin poder siquiera acceder al sistema informático" con el que deben trabajar.

Una situación que Asenjo ha valorado como "pantomima" y en la que no han recibido "ningún tipo de comunicación por parte de la empresa, ni una carga de trabajo real".

En palabras del portavoz, la única actividad de la planta de Fuenlabrada consiste en la entrada de "cuatro o cinco camiones con botellines vacíos" para su selección y separación.

"La empresa busca así crear un clima de desidia y malestar en la plantilla para que los trabajadores busquen soluciones individuales", ha asegurado Asenjo.

Tras la decisión de levantar el campamento, los representantes de los trabajadores se centran ahora en el recurso al Tribunal Supremo de la sentencia de la Audiencia Nacional, puesto que esta permite la movilidad de los trabajadores para mantener el empleo, algo con lo que ellos no están de acuerdo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha