eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La viceportavoz española Vaticano dice que si el papa "se fía, ella también"

- PUBLICIDAD -

La periodista española Paloma García Ovejero ha sido designada por el papa como viceportavoz de la Santa Sede, "un cambio de misión" que encara con naturalidad porque, según subraya, si Francisco se fía, ella también lo hace.

García Ovejero (Madrid, 1975) ha sido durante los últimos cuatro años corresponsal en Roma de la emisora COPE, de la Conferencia Episcopal Española, y ahora el pontífice ha confiado en ella y la ha nombrado nueva vicedirectora de la Oficina de Prensa vaticana.

"Estoy contenta, estoy tranquila, con un nudo en el estómago y sobre todo estoy muy agradecida. Primero a la COPE, a la Iglesia española, por haber apostado por mí hace cuatro años aquí en Roma, y por supuesto al papa Francisco", destacó en conversación con Efe.

La periodista habla con un tono suave, pausado, para asegurar que su voluntad es afrontar esta nueva etapa "con naturalidad", pese a que se trate de "una transición que jamás habría imaginado", la de periodista y reportera a segunda voz de la Iglesia Católica.

"Yo solo soy periodista, solo sé hacer periodismo y es lo único que he hecho, pero si él se fía, yo me fío. Y si me lo pide el papa, pues me salto los semáforos", relató.

Para reemplazar al jesuita Federico Lombardi como director de la Oficina de Prensa, el papa ha elegido al estadounidense Greg Burke, cuyos "cimientos" al frente de la comunicación de la Santa Sede espera "sostener bien" la periodista madrileña.

"Espero ser una buena confidente, una buena persona. Siempre he pensado que para ser buen periodista hay que ser buena persona. Y ahora me toca cambiar de sombrero, no es dejar el periodismo, pero sí comunicar de otra manera", destacó.

Este nuevo papel dentro del periodismo es para la locutora española "un cambio de sombrero, un cambio de misión, de servicio", si bien reitera: "Yo sigo siendo periodista".

"Yo soy una de vosotros, tengo amigos, tengo compañeros, tengo cómplices. No puedo dejar de ser Paloma, pero ojalá pueda ayudar de otra forma, tanto dentro como fuera. No tengo ni idea de lo que se avecina pero espero que sea una aventura divertida", destacó.

En este sentido señaló que le gustaría "cumplir la voluntad del papa fielmente, cumplir la voluntad de Dios" y, según relató entre risas, "en la medida de lo posible, la voluntad de los periodistas", los colegas con los que ha cubierto la trepidante información vaticana y también italiana durante los últimos años.

García Ovejero será desde el primer día de agosto la primera mujer viceportavoz de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, si bien prefirió restar importancia a este detalle.

"A mi me gustaría que el hecho de ser mujer cuente tanto como el hecho de ser morena, o madrileña, o española o no muy alta. Afortunadamente el papa Francisco lo tiene claro, la Iglesia lo tiene claro", consideró.

La periodista recordó que "las primeras que anunciaron la Gran Noticia, la Buena Noticia (la Resurrección de Cristo) fueron las mujeres, que se encontraron el sudario el sepulcro vacío y salieron corriendo a contárselo a los demás".

"Parece que es bastante coherente, ¿no? Que el papa, no es que elija a una mujer, elige a un hombre y a una mujer, un norteamericano y una española. Sobre todo, esto es un servicio. Eso es lo que espero, hacerlo bien y no desmerecer la inmensa confianza que ha puesto en mi la Iglesia y Dios, a través del papa", explicó.

Su superior, el portavoz Burke, expresó hoy a Efe su satisfacción ante el nombramiento de García Ovejero, una profesional que procede de los periodistas que día a día acuden al Vaticano para abordar los temas candentes que rodean a la Santa Sede y al Catolicismo.

"Me gusta mucho. Es una mujer que llega de entre los colegas periodistas. Se ve que es una periodista de raza, que lo lleva en la sangre", celebró.

Por último destacó el hecho de que la lengua madre de la periodista sea el español, por lo que sus palabras podrán llegar "a la mitad del mundo católico".

Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, completó su formación en la Universidad de Nueva York y en 1998 pasó a formar parte de COPE.

En 2012 fue elegida como corresponsal en Roma, sustituyendo así a la célebre periodista Paloma Gómez Borrero, y cubrió de este modo los últimos años de Benedicto XVI, hasta su renuncia en febrero de 2013.

Durante la era de Francisco, Paloma García Ovejero se ha consolidado como un testigo de excepción de su ministerio, acompañándole como reportera en catorce viajes y narrando todo lo que rodea su figura, siempre de la mano de las redes sociales, donde permanece muy activa.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha