eldiario.es

Menú

Tenerife Sur pone a prueba su capacidad de respuesta en un simulacro de accidente aéreo

La operación 'Patinegro', según AENA, constata la "eficacia" de los métodos de emergencia y la "capacidad" de respuesta de todos los servicios 

- PUBLICIDAD -
Simulacro de accidente aéreo en el aeropuerto Tenerife Sur

Simulacro de accidente aéreo en el aeropuerto del sur de Tenerife

El aeropuerto Tenerife Sur ha realizado este miércoles un simulacro general de accidente aéreo, denominado operación Patinegro, que ha puesto a prueba la capacidad de respuesta de los servicios de seguridad del aeródromo y la coordinación con los medios de ayuda externa.

AENA informa de que el objetivo del simulacro es poner a prueba los contenidos del Plan de Autoprotección y confirmar su efectividad, la coordinación de todos los recursos, la eficacia de respuesta, el conocimiento de las instalaciones y aumentar la confianza de los equipos y personas que intervienen en este tipo de situaciones.

Con este ejercicio, añade AENA, el aeropuerto de Tenerife Sur cumple con la normativa de la OACI (Organización de Aviación Civil Internacional) que obliga a los aeropuertos a tener un plan de emergencia en el que se recojan todos los procedimientos de actuación ante una situación de este tipo, así como los protocolos para solicitar ayuda externa y coordinarla.

El ejercicio simuló el accidente de una aeronave B737 de la aerolínea -ficticia-  Compañía Sureña de Aviación, procedente de Blackpool (Reino Unido) con 25 pasajeros y 4 miembros de tripulación, que durante la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto se desvía de su trayectoria e impacta en el terreno situado al norte de la pista.

La Torre de Control comunica de forma inmediata el accidente al Centro de Operaciones, que activa el Plan de Autoprotección (nivel de alerta roja de Emergencia Aeronáutica). El Servicio de Salvamento y Extinción de Incendios (SSEI) acude al lugar del siniestro, se establecen tanto el Puesto de Mando Principal como el Avanzado, se solicita ayuda externa de servicios sanitarios y de extinción de incendios y se alerta a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado.

Una vez el fuego es extinguido, se coordina la llegada de las ambulancias y la atención y traslado a centros hospitalarios de los pasajeros afectados. El balance final de víctimas se compone de 14 heridos y 5 fallecidos. La sala de familiares se activa para acoger a los afectados que requieran apoyo psicológico.

Una vez controlada la situación y declarada la zona como segura, los puestos de mando dan por finalizado el simulacro.

En este simulacro se han activado los protocolos de atención para víctimas y familiares de accidentes de aviación civil, conforme a lo regulado por el RD 632/2013, de 2 de agosto, y la Resolución del Ministerio del Interior de 14 de mayo de 2013.

Además del personal de AENA y de otras empresas que trabajan en el aeropuerto (compañías aéreas, agentes de asistencia en tierra, servicio de pasajeros con movilidad reducida, atención sanitaria, etc.) participaron la Guardia Civil, Policía Nacional, Policía Local de Granadilla de Abona, Servicio de Urgencias Canario (SUC), Cecoes 112, Consorcio de Bomberos de Tenerife, Cruz Roja, Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, Protección Civil y el IES La Orotava.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha