eldiario.es

Menú

Denuncian el "grave deterioro" del centro de atención a discapacitados intelectuales de Güímar

El llamado CAMP Reina Sofía, que depende del Cabildo, sufre "un deterioro de las condiciones de trabajo, de las propias instalaciones y del servicio que se presta a sus usuarios”, según expone Podemos

- PUBLICIDAD -
Imagen de una estancia del CAMP de Güímar

Imagen de una estancia del CAMP de Güímar

La consejera de Podemos en el Cabildo de Tenerife Mila Hormiga ha alertado este viernes del "grave deterioro en la calidad asistencial y en las condiciones de trabajo" que se ha producido en el centro de atención a personas con discapacidad intelectual (CAMP) Reina Sofía de Güímar, sobre todo “por los recortes de inversión y por el desinterés del Instituto de Atención Sociosanitaria (IASS), dependiente del Cabildo de Tenerife, en que ese recurso asistencial siga siendo el centro de referencia que fue antaño”.

Hormiga, que sigue de cerca la problemática de este centro a través de su personal, de los familiares de usuarios y del comité de empresa, subraya en una nota de prensa que la progresiva desinversión insular en recursos humanos y materiales en este centro, que da servicio a 100 personas con discapacidad intelectual y cuyo catálogo laboral contempla una plantilla de 100 trabajadores (44 de ellas enclavadas en  la categoría de cuidadoras), “ha ido generando tantos déficit que el deterioro de las condiciones de trabajo, de las propias instalaciones y, consecuentemente, del servicio a las personas atendidas ha alcanzado niveles realmente preocupantes”.

La consejera insular de Podemos indica que el comité de empresa de los centros que fueron delegados desde la Comunidad Autónoma de Canarias al Cabildo tinerfeño en 1997, como es este caso, lleva años reclamando que se cubran de manera estable las plazas de personal que van quedando vacantes por jubilación, tanto en este espacio radicado en Güímar como en los tres centros asistenciales delegados.

Sin embargo, asegura Hormiga, "lo que está haciendo el Cabildo es cubrir esas vacantes con personal eventual y contratos de seis meses, algo que perjudica la adquisición de experiencia en la atención a los usuarios”.

En el caso del CAMP Reina Sofía, que atiende a personas con discapacidad intelectual, añade la misma fuente, “el constante cambio del personal que se encarga de los cuidados dificulta el desempeño de estos, ya que este perfil de personas con discapacidad suele precisar la menor cantidad de alteraciones y cambios en sus rutinas y en su entorno”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha