eldiario.es

Menú

El IASS duplica las ayudas a las víctimas de violencia de género en cuatro años

En 2014 se resolvieron 228 solicitudes, con el objetivo de “evitar el ingreso de las mujeres en centros de acogida y facilitar su proceso de autonomía"

- PUBLICIDAD -
El consejero insular responsable del IASS, Miguel Ángel Pérez.

El consejero insular responsable del IASS, Miguel Ángel Pérez.

El Instituto de Atención Social y Sociosanitaria (IASS), del Cabildo ha duplicado en los últimos cuatro años el presupuesto anual de las ayudas económicas de emergencia para mujeres víctimas de violencia de género, que ha aumentado de 90.000 a 217.000 euros en 2014. De igual modo, en el pasado año se resolvieron 228 solicitudes.

Así, el consejero insular responsable del Instituto, Miguel Ángel Pérez, recuerda que “nuestro objetivo es ayudar en las situaciones de emergencia en las que puedan encontrarse las víctimas de violencia de género. Cubrimos con ellas necesidades básicas como los alimentos, cortes de luz o cambios de cerradura, así como cambios o inicios de contratos de alquiler, cuestiones sanitarias, de transporte, escolares o formativas”.

Miguel Ángel Pérez indica que la concesión de estas ayudas “evita el ingreso de las mujeres en centros de acogida y facilita el proceso de acompañamiento en su proceso de autonomía e independencia, en su fase de recuperación cuando salen de los recursos en los que se encuentran, y en los que en la mayoría de las veces están acompañadas por sus hijos menores”.

Cabe destacar que se trata de una iniciativa cofinanciada por el IASS y el Instituto Canario de Igualdad del Gobierno de Canarias, a través de un convenio de colaboración suscrito entre ambas instituciones para el desarrollo del sistema social de prevención y protección integral de las víctimas de violencia de género en la Isla.

Las destinatarias de estas ayudas deben ser víctima de violencia de género que residan en la Isla, con escasos recursos económicos, que se encuentren en situación de necesidad o emergencias social. Además de ello, no deberán convivir con el agresor y se comprometerán a participar en los programas de intervención que se propongan.

Las necesidades a las que se hace frente con estas ayudas son las básicas (alimentación, higiene, vestimenta), alojativas (alquileres, estancias temporales fuera del hogar o en su caso recurso alojativo habitual), de transporte o desplazamientos, sanitarias (medicamentos, tratamientos médicos), formativo-laborales de la víctima, escolares de los hijos o personas a cargo de las beneficiarias (guarderías y material escolar), así como de aquellas que se deriven del desarrollo del un plan de intervención.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha