eldiario.es

Menú

‘Vuelve Disney por Navidad’

Una Navidad sin una peli de Disney no es una Navidad completa. Y lo es mucho más si encima es una buena cinta, como en el caso de 'Vaiana'. Con este filme, la marca Disney regresa a la imagen de una princesa fuerte e independiente, como ya ocurrió en 'La Sirenita' o, más recientemente, con 'Frozen'

- PUBLICIDAD -
Fotograma del filme ‘Vaiana’

Fotograma del filme ‘Vaiana’

- Vaiana (Moana), 2016
- Dirección: John Musker, Ron Clements, Chris Williams, Don Hall
- Reparto: Animación

Seas un niño, tengas hijos en edad infantil o simplemente estés al tanto de lo que ponen en el cine, las películas de Disney siempre han tenido gran repercusión, y más en época navideña, pues siempre son de los estrenos más esperados del año.

Esta vez, además, la cinta no decepciona. Vaiana lo tiene todo: ritmo, diversión, simpatía, independencia de la mujer, canción pegadiza… Es una de las más completas de la factoría Disney, aunque para mí no supera a Frozen, donde la historia es menos previsible, la carga emocional no te deja indiferente y la banda sonora es mucho mejor.

En la cinta dirigida por Musker, Clements, Williams y Hall hay dos aspectos que diferencian Vaiana del resto de trabajos de ese gigante del cine. Por un lado, que, increíblemente, la protagonista tiene padre y madre, los dos están vivos y gozan de buena salud, y por otro, y esta es la más llamativa, que no hay historia de amor. No hace falta que la protagonista se enamore para conseguir su meta. Esta situación también se da en Brave, pero, en este caso, es la vida de la madre la que está en peligro…

Con esas dos novedades, Disney narra la historia de Vaiana Waialiki, hija del jefe de una tribu al sur de Pacífico, que, desobedeciendo las órdenes de su padre y siguiendo a su corazón, decide surcar el océano en busca de la salvación de su pueblo. Para ello necesita la ayuda de Magui, un semidiós que es culpable, pese a su buena intención, de que el pueblo de Vaiana pueda desaparecer. Este semidiós le da el toque divertido y simpático a la película. En él destacan sobre todo sus tatuajes, que van cambiando según las circunstancias y que actúan en muchos casos como su Pepito Grillo.

En definitiva, se trata de una película entretenida tanto para grandes como para pequeños, en la que, además de contar una buena historia, se cumplen otros requisitos de interés, como la rigurosidad cultural y el valor de la mujer como ser independiente y con la cabeza bien amueblada, así como otros valores que siempre inculca Disney: la confianza en sí mismo, la importancia de la amistad, el optimismo como forma de plantearse la vida y el agradecimiento final.

Y para los que ya se hayan preguntado por qué en España la peli no se llama Moana, que es el título original, solo aclaro que ello se debe a que ese nombre estaba registrado en nuestro país. Por eso, en vez de Moana, que significa en maorí “océano, mar profundo”, la titularon Vaiana, término de origen tahitiano que alude al “agua procedente de la cueva”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha