eldiario.es

Menú

Sí se puede denuncia la subida de la presión fiscal de los laguneros

Juan Miguel Mena resalta que la media de los residentes en La Laguna supera en casi 125 euros la del conjunto del Archipiélago.

- PUBLICIDAD -

El concejal de Sí se puede en La Laguna, Juan Miguel Mena, considera que el resultado de la auditoría del Fondo Canario de Financiación Municipal, que está destinado a atender las necesidades financieras de los municipios canarios dotándolos de recursos con destino a saneamiento económico financiero o inversión, así como para gastos de libre disposición, sigue mostrando señales de peligro que el Ayuntamiento debería de tener en cuenta.

Mena recuerda que en el pasado Pleno le reconoció al responsable de la Hacienda municipal, Antonio Pérez-Godiño, que la situación financiera del Ayuntamiento había mejorado ligeramente con respecto a 2012, “lo que sin duda es un dato positivo”, pero aclarando que “no se ha llegado a cumplir con los indicadores que se nos exige para poder disponer del 100% del Fondo Canario a nuestra libre designación”.

El edil ecosocialista recuerda que aunque es cierto que hay un avance en el ahorro neto en las cuentas municipales, no se llega al mínimo exigible del 6%, todavía nos faltan tres puntos y medio. En Sí se puede también critican que el ratio de endeudamiento a largo plazo se sitúe en el 82,7%, “muy superior al 70% que se nos exige y superior al que se nos hizo llegar en el informe sobre la liquidación del presupuesto del 2013, que estaba unas décimas por debajo del 75%, con lo que supone un punto más de incumplimiento de lo establecido en el Plan de Ajuste del 2012”.

La organización lagunera asegura que la misma auditoría observa que se sigue subiendo el nivel de presión fiscal por habitante de La Laguna, “según los datos que nos ofrecen, se sitúa en 593 euros por habitante, cuando la media en Canarias es de 469 euros, superando en casi 125 euros por persona a la media”. Con respecto a este asunto señalan que existe un aumento de 20 euros de esta presión fiscal sobre la ciudadanía, que en 2012 se situaba en los 573 euros por habitante. Mena manifiesta a este respecto que aunque se certifica este aumento de la presión fiscal los servicios municipales que se nos ofrecen “se han visto seriamente perjudicados en los últimos años, en buena medida por la importante deuda que mantiene el municipio, que ha generado el cierre de servicios como el de las ludotecas públicas, dificultades en las acciones sociales a desarrollar y problemas de pago para las empresas que prestan servicios al Ayuntamiento”.

El edil de izquierdas recuerda también que las empresas proveedoras de servicios del municipio siguen sufriendo un retraso muy importante en el pago de sus facturas, que como recoge en el informe, es superior al año, “con lo que supone esto de pérdida de puestos de trabajo e incluso cierres de empresas”.

Mena cree que con esto se empeora el dato del informe de seguimiento del Plan de Ajuste, correspondiente al primer trimestre de 2014, asumiendo lo dispuesto en el Real Decreto ley 4/2012, de 24 de febrero, donde se establecían los mecanismos de pago a los proveedores de las entidades locales, que certificaba que a 15 de abril de 2014 el pago consolidado de las deudas municipales tardaba 159,42 días.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha