eldiario.es

Menú

CEOE reprende al sector turístico local por no aprovechar el ‘boom’ para ser más competitivos

La patronal tinerfeña advierte en su informe de coyuntura que el alza continuo en la llegada de extranjeros responde a factores externos; por eso, hay que “estar mejor preparados para cuando el viento no sople de cola”

- PUBLICIDAD -
Turistas en una playa del sur de Tenerife

Turistas en una playa del sur de Tenerife AYUNTAMIENTO DE ARONA

Se puede decir más alto, incluso a grito limpio, pero no más claro. CEOE-Tenerife lo plasma con nitidez en su último informe de coyuntura, el presentado el viernes pasado en Santa Cruz. Se trata del análisis que corresponde al segundo trimestre, elaborado, como los anteriores, por la firma Corporación 5. En ese trabajo técnico, la patronal tinerfeña lanza un aviso a navegantes e incluso reprende a los empresarios turísticos de las islas. La razón de tal preocupación es que no se está aprovechando el boom turístico actual, con alzas encadenadas en la afluencia de extranjeros, con mejoras de los precios percibidos, con mayores ingresos y con rendimientos unitarios más altos para superar las cotas actuales de competitividad en el negocio, que, y esto hay que recordarlo, es global; está abierto al mundo.

La patronal tinerfeña insiste en este planteamiento porque tiene claro que el principal factor que ha ocasionado el aumento de turistas en estos años, quizá el último lustro, es de tipo externo, principalmente el cierre de otros destinos en la cuenca del Mediterráneo, bien por conflictos bélicos, bien por inseguridad, bien por profundas crisis políticas... Ejemplos hay para todos los gustos.

En el mencionado estudio de coyuntura económica, la organización que representa a los empresarios en la provincia tinerfeña (en la que está integrada Ashotel), con José Carlos Francisco de presidente, sostiene que “el número de turistas no se está incrementando en Canarias [lo hace de manera encadenada desde 2011, con una previsión de nuevo récord absoluto en 2016, lo que supone más 14 millones de visitantes entre foráneos y nacionales] como consecuencia de la mayor competitividad de nuestro destino, sino por factores externos. Por ello, lo que procede es, precisamente, aprovechar esta favorable coyuntura para hacer más atractivo nuestro destino, con el fin de estar mejor preparados para cuando el viento no sople de cola”. 

Además, advierte que, “para continuar por el camino de la recuperación, hay que seguir apostando por medidas que promuevan la flexibilidad y profundicen en las mejoras del marco regulatorio”. Para conseguirlo, “ve necesario contar con un entorno político estable y con un marco de reforma de la economía”.

El estado actual del mercado de trabajo

En relación con el comportamiento del empleo en las islas, la misma fuente indica que “el número de ocupados en el segundo trimestre de 2016, un periodo estacionalmente malo para las nuevas contrataciones, ha disminuido en 11.900 personas”, aunque se muestra optimista con lo que pueda pasar en el segundo semestre de este año, cuando “suelen darse fuertes crecimientos en el empleo como consecuencia de la temporada alta turística y la campaña navideña en el comercio”. Por estos motivos, CEOE-Tenerife prevé que, “de aquí a finales de año, se creen 40.000 puestos de trabajo en Canarias, para finalizar el ejercicio con una creación neta de 27.000 empleos (el 3,3% más) respecto a finales de 2015”.

“Dado que la población activa se mantendrá estabilizada en los niveles de 2015, toda esa creación de empleo se trasladará a la reducción del número de parados, lo que aminorará la tasa de paro en 2,44 puntos porcentuales, hasta el 24,3% de la población activa. Así, se reducirá la tasa de desempleo por debajo del 25%, algo que se prevé que ocurra por primera vez este año, desde finales de 2008”, momento en que estalló la crisis.

Sin embargo, CEOE-Tenerife dejó claro que “no conviene echar las campanas al vuelo por el elevado crecimiento de la economía y la creación de empleo, ya que ello se debe en su mayor parte al impacto de la inseguridad de los mercados turísticos competidores, que han derivado un flujo importante de visitantes hacia destinos más seguros, como es el caso de Canarias y de otras zonas”. “El principal destino turístico del mundo, Francia, ha experimentado caídas del 11% en la recepción de turistas internacionales; Egipto, del 20%, y Túnez, del 25%. Turquía sufre este verano descensos en la llegada de extranjeros superiores al 50%”, se enumera en el citado informe. 

“A esa inestabilidad en los mercados turísticos de Europa, se añade la generada por la incertidumbre del efecto del brexit sobre las economías británica y europea y, en especial, sobre el turismo. La consecuencia final dependerá del resultado de las negociaciones de Reino Unido y la Unión Europea (UE), que ni han comenzado ni hay visos de que lo hagan al menos en los próximos seis meses, de modo que aún no es posible realizar estimaciones precisas. La propia incertidumbre asociada al proceso lastrará sin duda el crecimiento económico de Reino Unido, a lo que hay que añadir el efecto de la depreciación de la libra, que encarece los viajes al extranjero de los británicos”, se explica en el mismo documento. 

Desde que se produjo la victoria del brexit en el referendo británico, “la libra se ha depreciado en torno al 11% respecto al euro. Este impacto aún no se ha trasladado totalmente al precio de los paquetes turísticos, de modo que la temporada de invierno se prevé excelente para el flujo británico. Probablemente, sí afectará a la campaña del verano próximo, así que, de mantenerse la actual depreciación de la moneda británica, el impacto neto del brexit podría medirse en unos 150.000 turistas británicos menos que lleguen a Canarias en 2017”.

Hay que tener en cuenta, advierte CEOE-Tenerife, que “ese impacto se vería compensado en una cuantía similar por el incremento de las visitas de los británicos vinculado al mantenimiento de los problemas de inseguridad en otros destinos turísticos competidores de la cuenca Mediterránea”. O sea, que una cosa por otra. El sector turístico de Canarias, según se recoge en el reseñado informe de coyuntura, “apenas ocupa el 3,8% del territorio de la región, pero genera el 31,4% del PIB, el 35,9% del empleo y el 30,4% de los impuestos recaudados”.

Además, se trata de uno de los pocos sectores productivos de las islas que crea puestos de trabajo para demandantes de escasa empleabilidad debido a su baja formación. Este colectivo abunda en el archipiélago, en el grupo de los activos parados, y el 54% de ellos no ha finalizado los estudios de Secundaria.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha