eldiario.es

Menú

Una reina llamada Adtemexi

La nueva reina del Carnaval chicharrero lucía la fantasía titulada 'Áurea' del diseñador Jorge González, en representación de Fuentealta y Tu Santa Cruz

Unas 6.000 personas asistieron al recinto ferial para disfrutar en vivo de la gala que se prolongó durante más de tres horas

Lucía González fue la primera dama de honor y Sonia Lechón la segunda dama

- PUBLICIDAD -
Adtemexi Cruz Hernández, reina del carnaval de Santa Cruz con la fantasía 'Áurea'./ EFE (Cristóbal García)

Adtemexi Cruz Hernández, reina del carnaval de Santa Cruz con la fantasía 'Áurea'./ EFE (Cristóbal García)

Entre efectos especiales, un espectáculo de luz y bandas sonoras interestelares, la joven Adtemexi Cruz Hernández se ha coronado como reina del Carnaval de Santa Cruz de Tenerife. La corte quedó conformada por Lucía González, primera dama de honor con su fantasía Desde el cielo y Sonia Lechón, segunda dama de honor con el traje Resurgir, confeccionada por internos del Centro Penitenciario Tenerife II. La tercera fue Teresa Pitti con Always forever mientras que Naomi Álvarez completó la corte de honor como cuarta dama con  Enia, guardiana de una leyenda.

Es la última parada de un viaje al futuro que tiene como destino el despliegue de miles de pelucas, mascaritas, disfraces y kilos de purpurina en las calles santacruceras para vivir la fiesta más esperada por los chicharreros.

Durante una gala que unió el pasado con el futuro del Carnaval, las catorce aspirantes a Reina desfilaron con el objetivo de lograr la corona de una celebración de interés turístico internacional, privilegio del que disfrutará Adtemexi, candidata que lució la fantasía Áurea, de Jorge González, en representación de Fuentealta y Tu Santa Cruz.

La obertura de la gala propuso un viaje hasta el año 2060 y a los problemas a los que se enfrentará entonces la humanidad, como la escasez de recursos naturales, la crisis ecológica, la sublevación de los robots o la llegada a La Tierra de otras civilizaciones.

Tras un espectáculo visual -gracias a una pantalla led de 55 metros de ancho y siete metros de altura-, envolventes músicas futuristas, fastuosas acrobacias de contorsionistas que se descolgaron desde el techo y la llegada de un imponente robot de unos cuatro metros de altura, todas las civilizaciones que arribaron a nuestro planeta firmaron la paz y se hermanaron para vivir la fiesta de la máscara tinerfeña.

Antes de comenzar el desfile de las candidatas, que lucieron trajes de grandes dimensiones y bailaron una variopinta elección musical, el público abucheó a Alejandro Tosco, autor del polémico cartel del Carnaval y miembro del jurado, cuando los presentadores enumeraron a los responsables de designar a la reina carnavalera.

Como la vida es un carnaval y es imposible aventurar cómo será el futuro sin tener en cuenta las raíces, la gala se convirtió en un emocionante tributo para algunas de las figuras que hicieron grande a la fiesta chicharrera y que ya no están, como Celia Cruz, quien fue recordada con la proyección de algunos de sus vídeos y con una actuación simultánea de más de una decena de comparsas al ritmo de las letras de la reina de la salsa.

Hubo tiempo para la actuación del grupo canario de moda, Efecto pasillo, para varias de las canciones del carnaval, como Muévete, Vente a la calle o Rumbero, y para el innegociable protagonismo de los grupos del Carnaval santacrucero.

La comparsa de Los Joroperos puso ritmo a la gala, la murga de Los Diablos Locos unió el humor con la sensibilización sobre el cáncer de mama y la Afilarmónica Ni fú Ni fa dio su versión sobre la letra que retiró, ante las críticas de quienes pensaban que era homofóbica, con un tema de sátira que levantó a los asistentes.

Se encargó de conducir la ceremonia Ana Simón, presentadora del grupo Atresmedia, junto a dos de los rostros de la televisión en las islas, Manolo Artiles e Iván Bonales, que contaron con la dirección artística del diseñador Juan Carlos Armas, quien ya suma cuatro galas consecutivas en su currículum.

Una gran batucada que copó todo el escenario fue el colofón de la gala, que se prolongó durante más de tres horas, y que celebró en el Recinto Ferial de Tenerife, ante casi 6.000 espectadores, a menos de 48 horas de que el Carnaval llegue a todos los rincones de las calles más importantes de la capital.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha