eldiario.es

Menú

Un tramo de la calle Tegueste se desprende, pero se mantiene estable la presión en el resto de la vía

El material caído sirve de contradique que protege la cavidad afectada, y responsable del hundimiento de la vía tras la ruptura de sus pilares

- PUBLICIDAD -
La calle cedió en un tramo de 20 metros, y las viviendas no se vieron afectadas.

La calle cedió en un tramo de 20 metros, y las viviendas no se vieron afectadas.

La alcaldesa del Puerto de la Cruz, Sandra Rodríguez, ha mantenido una reunión urgente con el equipo de geofísicos y geotécnicos de la empresa responsable de los estudios, Interra, Ingeniería y Recursos S.L.U., técnicos de Aqualia y del propio ayuntamiento, al objeto de analizar la situación y tomar las correspondientes medidas, tras el hundimiento de parte del firme de la calle Tegueste de Punta Brava en la madrugada del martes día 13 de mayo.

En este sentido, dijo que el ayuntamiento ya ha comunicado a Costas el cambio en el Deslinde del Dominio Marítimo-Terrestre en la zona de Punta Brava, además de plantearles la posibilidad, sugerida por los expertos, “de utilizar el importante volumen de material caído para sustentar la cueva existente en la zona, y causante del hundimiento de la vía tras la ruptura natural de sus pilares”, explicó la alcaldesa, Sandra Rodríguez.

Técnicos y personal del servicio eléctrico han trabajado para reponer el alumbrado público de la vía, mientras que Aqualia estudia soluciones a la ruptura del colector ubicado en la zona.

La concesionaria estudia dos opciones, ya que por un lado el bombeo del colector o la instalación de un bypass que evite que se siga vertiendo al mar las aguas fecales, incidencia que también fue comunicada a Costas.

Los técnicos coinciden en señalar como positivo que el material caído sirve como contradique que evita que el mar siga actuando contra las paredes y base de la cueva, a la vez que se ultiman el planeamiento de los trabajos a realizar a partir de este momento, con el objetivo de apuntalar la mencionada cavidad, señaló Rodríguez.

Uno de los tramos, que se encontraba acordonado desde principios del pasado mes de marzo, ha terminado de ceder cayendo hacia la costa, en torno a la una de la madrugada.

Se trata de un tramo de la vía afectada de unos 20 metros de largo y 1,5 de ancho que ha terminado por ceder, sin que se vean afectadas las viviendas.

La alcaldesa portuense, Sandra Rodríguez, explicó que “en torno a la una de la madrugada los propios vecinos me avisaban por mensajes y desde la una y cuarto me persone en el lugar movilizando a la Policía Local del Puerto de la Cruz, para reforzar los controles de la zona, uniéndose el resto de efectivos de servicios, eléctrica, Aqualia y técnicos de urbanismo desde primera hora de la mañana”.

Rodríguez anunció que se mantendrá la situación de Emergencia en toda la zona, si bien los informes previos apuntan a que la calzada ha dejado de ceder, por lo que no se esperan más derrumbes en el citado tramo.

Aún así, y con el objetivo de garantizar la integridad de las personas, la vía seguirá cortada al tráfico rodado de vehículos y al paso de peatones, hasta que no se conozcan los detalles que desvelarán el estudio geofísico de todo el acantilado.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha