eldiario.es

Menú

Ascanio avisa de que no negociará “con los caciques de CC” de La Laguna

El candidato de Unidos se Puede anuncia que la asamblea será la que marcará las políticas y que cualquier proceso de diálogo para pactar se hará con el programa sobre la mesa

- PUBLICIDAD -
Rubens Ascanio, cabeza de lista de Unidos se Puede en La Laguna.

Rubens Ascanio, cabeza de lista de Unidos se Puede en La Laguna.

Unidos se Puede ha protagonizado la sorpresa electoral en La Laguna, al situarlos los ciudadanos como segunda fuerza en el Ayuntamiento con seis concejales, uno menos que CC, una representación que, según su cabeza de lista, Rubens Ascanio, representa que cada uno tome nota de lo que ha pasado y que “se llegue a la conclusión de que las prácticas mafiosas ya no llevan a nada”.

Ascanio señaló que su formación, el primer paso que afrontará tras las elecciones, será convocar una asamblea, para definir qué tipo de políticas se van a desarrollar, un proceso en el que están inscritas más de 300 personas, que “serán las que decidan, porque, -añadió-, no vamos a seguir las viejas formas de la política”.

El candidato y concejal electo por Unidos se puede advirtió de que en esta formación “vamos a hablar con el programa sobre la mesa, en caso de que se tenga que abrir un proceso de diálogo con otras formaciones”.

Así, según Ascanio, la posición que él adoptaría en caso de negociar para establecer un acuerdo de gobierno, es que “con los caciques no me gustaría sentarme, y en La Laguna, los caciques son los de CC, que son los responsables de que estemos en un ayuntamiento en quiebra económica, donde se han aplicado unos recortes sociales brutales y donde hay problemas que afrontar con mucha seriedad, empezando por una reducción drástica de los sueldos de los cargos públicos”.

El concejal de Unidos se Puede señaló que el resultado obtenido, hasta el cierto punto, ya estaba previsto en cuanto a la debacle de CC y la ligera subida del PSOE, así como la entrada de Santiago Pérez con tres ediles, “pero en nuestro caso es el resultado del hartazgo de la ciudadanía, donde intentaremos hacer todo lo posible para llevar a cabo nuestro programa a cabo”.

Al respecto, señaló que esta representación también supone una oportunidad poder llevar a cabo el cambio que se ha reclamado, por lo que mostró su deseo de que La Laguna “no se convierta en rehén de esos pactos en cascada”.

Rubens Ascanio dijo que quizá su formación “ha dado en la tecla” ante la demanda de cambio y regeneración que viene pidiendo la ciudadanía para la vida política y de nuevas formas de gobernar, “tras un hastío de más de 20 años de gobierno de CC con prácticas que no son nada saludables”.

Dijo que, frente a esa forma de hacer política, se ha abierto paso a “la sencillez, el trabajo militante y las propuestas cercanas a la gente”, con lo que, señaló que “nos sentimos victoriosos aunque no hemos logrado el 100% de nuestros objetivos”. Sin embargo, agradeció a más de 10.000m laguneros que “se hayan activado para emprender un cambio en un ambiente de ilusión y emoción para la ciudad”.

Ascanio dijo, con relación a otros resultados en otras instituciones, que “los partidos tradicionales padecen una merma positiva de respaldo, mientras que irrumpen nuevas formaciones que suponen una esperanza para la gente. Es una buena señal tanto en el Parlamento como en el Cabildo, porque ahora habrá por fin una oposición contundente, que acaba con la hegemonía de tres partidos, así como la novedad de contar con mayorías alternativas en muchos municipios que van a posibilitar otras formas de hacer política”.

“La ciudadanía necesita ilusionarse por la política y eso se nota en la calle después del pasado domingo, y hay que llenar de ilusión las instituciones, para hablar de políticas y propuestas”, dijo Ascanio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha