eldiario.es

Menú

El rector de la ULL propone a Clavijo un pacto por la educación y el empleo

Antonio Martinón ataca “el mensaje de desánimo y de desprestigio de lo público” en el acto de apertura del nuevo curso académico 

El rector critica las elevadas barreras económicas para acceder a la universidad, con lo que la sociedad no aprovecha el talento de muchos de sus jóvenes

- PUBLICIDAD -
Antonio Martinón recibe a Fernando Clavijo a su llegada a la ULL / Ramón de la Rocha, Efe

Antonio Martinón recibe a Fernando Clavijo a su llegada a la ULL / Ramón de la Rocha, Efe

El rector de la Universidad de La Laguna (ULL), Antonio Martinón, ha propuesto al presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, la consecución de un gran acuerdo sobre la educación y el empleo, en el que quede integrado todo el sistema educativo: la enseñanza obligatoria, la formación profesional, el bachillerato y las universidades públicas.

Martinón realizó esta propuesta en su primer discurso con motivo del acto de apertura del curso 2015-2016 en la Universidad tinerfeña, al que acudieron Fernando Clavijo y la consejera de Educación, Soledad Monzón, entre otras autoridades.

El rector, que accedió al cargo en mayo pasado, demandó un sistema estable de financiación para las universidades y reivindicó la rentabilidad que para el futuro de la sociedad y de la economía canarias supone invertir en educación.

Antonio Martinón puso el acento en la necesidad de promover la inversión en investigación y ciencia, no sólo en busca de rentabilidades inmediatas que pueden estrechar el conocimiento y la curiosidad científica, sino sobre todo para incentivar la investigación básica, fundamento de grandes avances e innovaciones.

El rector dijo que la ULL es ahora una universidad mejor y más comprometida socialmente, pero también fue autocrítico al instar a la comunidad universitaria a mejorar todas las enseñanzas hasta alcanzar un nivel de excelencia.

“En ningún caso cabe resignarse a un déficit de calidad docente en ninguno de los muchos títulos que impartimos”, advirtió el rector, e instó a todo el profesorado a que se involucre en la investigación, porque "es parte esencial de la condición de docente universitario".

Martinón defendió además la necesidad de que la ULL amplíe su proyección internacional y que no se limite a relacionarse con las universidades más cercanas. Para todos estos cometidos, la comunidad universitaria debe realizar un esfuerzo mayor e instó a afrontar esta etapa con ilusión, ganas ímpetu y ambición.

El rector enfatizó la necesidad de que la responsabilidad social sea una seña de identidad de la ULL y se refirió al problema de los refugiados en Europa para subrayar que una universidad no puede mantenerse indiferente al drama de los desplazados por la guerra.

Se dirigió a Fernando Clavijo para decirle que las puertas de la ULL están abiertas “para acoger a los que sufren los horrores de la guerra. Aquí está nuestro voluntariado, nuestra experiencia en la enseñanza, nuestras aulas, para lo que pueda necesitar”, le dijo a Clavijo.

Los rectores de la ULL y la Ulpgc durante la apertura del curso académico en La Laguna

Los rectores de la ULL y la Ulpgc durante la apertura del curso académico en La Laguna

El rector anunció que la ULL quiere desarrollar espacios de reflexión sobre los problemas y oportunidades de la sociedad para aportar su conocimiento, y al respecto adelantó que próximamente se iniciará el primer ULL opina sobre el sistema electoral.

Martinón reafirmó la importancia de ser una universidad pública, y a la sociedad es a la que le corresponde decir lo que espera de ese centro académico y dotarla de los recursos para conseguirlo. “En casi todas las propuestas electorales se recogía un intenso compromiso con la educación, hasta el punto de incluir el objetivo de que nuestro gasto educativo coincidiera con el de la media europea”, recordó.

El rector atacó “el mensaje de desánimo y de desprestigio de lo público” y criticó las elevadas barreras económicas para acceder a la universidad porque al final eso se traduce en que la sociedad no aprovecha el talento de muchos de sus jóvenes.

Antonio Martinón se dirigió al alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, para colaborar en la recuperación del carácter de ciudad universitaria, “como lo fue en su día, y como hoy lo son Salamanca, Santiago de Compostela y Granada”.

El acto solemne de apertura del curso académico incluyó, además del discurso del rector, la presentación de un resumen de la memoria académica del curso anterior, a cargo de la secretaria general de la ULL, Dulce Cairós.

La lección inaugural estuvo a cargo de Eduardo Sobrino, catedrático del Departamento de Ingeniería Agraria, quien disertó sobre las aportaciones de la agronomía para paliar el hambre en el siglo XXI.

Durante el acto solemne tuvo lugar la investidura e ingreso al claustro de cuarenta nuevos doctores de la Universidad. También hubo interpretaciones musicales de los cuatro coros de la ULL: la Coral Universitaria, el Coro Polifónico, la Camareta Lacunensis y la Coral Ars Canendi.

 

 

 

 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha