eldiario.es

Menú

Antonio Martinón quiere una ULL de calidad y con conexiones en el mundo y los sectores económicos

Tras recibir el respaldo del 64% de la comunidad educativa, dijo que espera ser “el rector de todos y recabar el apoyo de todos” y negó, de manera categórica, que el resultado sea un castigo al rector saliente

- PUBLICIDAD -
Antonio Martinón, rector electo de la ULL.

Antonio Martinón, rector electo de la ULL.

El nuevo rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón, ha manifestado, tras obtener recientemente un respaldo superior al 64% de los votos de la comunidad educativa del centro superior, que ahora se abre una nueva etapa y sin mirar al pasado.

Martinón, que ha recibido con satisfacción la apuesta mayoritaria de una buena parte de la comunidad de la ULL, dijo que dicho aliento se traduce en el comienzo de un nuevo ciclo que, matizó, “no significa reprochar nada al pasado, sino el inicio de un renovado impulso, de dar paso a nuevas ideas y a un nuevo proyecto colectivo”.

“No se trata de una victoria aplastante”, remarcó el nuevo rector de La Laguna, pese a la diferencia en el respaldo de las dos candidaturas que concurrían a la segunda vuelta, pues consideró que “los votos que se depositaron a favor de la candidatura que yo encabezaba, no iban en contra de Olga Alegre, ni los de la decana de la Facultad de Educación en contra de mi alternativa, sino que eran respaldos a opciones y sensibilidades diferentes pero que, sin embargo, en su conjunto eran a favor de la Universidad”.

Antonio Martinón señaló, a ser cuestionado sobre el modelo de universidad que le gustaría poner en práctica, que el diseño que ha elaborado es para fijar un horizonte de aquí a 15 años vista, “trazado con la idea a la que nos gustaría llevar a cabo y que deberían heredar, evidentemente, futuros equipos, pero sería un modelo que representaría un camino de estabilidad para el centro”.

Dijo que, a pesar de la complejidad que encierra una universidad, “los avances serán asumibles si se tienen claras las apuestas y a dónde nos gustaría llegar”. En este sentido apostó “por una docencia de calidad y una buena investigación; que la ULL sea una universidad en el mundo, con una fuerte conexión internacional y que tenga una relación más intensa con el mundo económico y la sociedad en su conjunto”.

El catedrático de Matemáticas, quien además atesora una dilatada experiencia política, que le llevó a lo largo de su extensa militancia en el PSOE hasta cargos como el de Gobernador Civil, consejero del Cabildo o diputado nacional, expresó que su deseo a partir de este momento “es el de querer ser el rector de todos y poder contar la ayuda y colaboración de todos”.

Además, en declaraciones a Onda CIT aseguró que el apoyo del 64% del electorado a su propuesta “tampoco representa que esa postura suponga un rechazo de la gestión del actual rector”. Aseguró, con rotundidad, que Eduardo Doménech “logró un apoyo superior al 50% del electorado hace ahora cuatro años, por lo que esa diferencia porcentual supone que en esta ocasión esas personas me han confiado sus votos y de una manera natural”.

En este sentido, señaló que su mayor esfuerzo a lo largo de la larga campaña electoral que se ha celebrado en la ULL, que ha requerido hasta una segunda vuelta para decidir al ganador, “ha sido en explicar en qué consistía la candidatura que encabezaba, que era muy amplia, diversa y con personas de distintos orígenes en el centro y que habían votado a diferentes sensibilidades en distintos momentos”. Señaló, para argumentar el respaldo obtenido, que “no es la candidatura de un grupo y es una opción que quiere integrar a toda la universidad”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha