eldiario.es

Menú

Los médicos advierten de la quiebra de la sanidad canaria en 10 años si no se cambia el sistema de gestión

El Sindicato de Médicos de Tenerife reclama más planificación y un cambio en la forma de gestionar este servicio público, condenado por el modelo actual y por los recortes al “derrumbe”.

- PUBLICIDAD -
Pasillos de Urgencias de un hospital canario.

Pasillos de Urgencias de un hospital canario.

Levy Cabrera sostiene que cuando se producen picos de afluencia a los hospitales por olas de frío, calima o calor, se tienen que suspender unas 50 intervenciones al día.

El Sindicato de Médico de la provincia de Tenerife lamenta que en materia sanitaria en las Islas “todo se quede en palabras y no se actúe con previsión”, pues asevera que “hay que actuar con planificación cuando se sabe de antemano, que vamos a tener una saturación y demanda”.

Según su secretario general, Levy Cabrera, “está claro que tendremos unos picos de afluencia previsibles, que requieren de planes de contingencia ante olas de frío, calima o calor, que requieren de dispositivos previos para reforzar los servicios y prever que con los centros concertados se pueda reclamar que las camas se bloqueen en esos días puntuales para ponerlas a disposición de las urgencias de los hospitales”.

Cabrera recordó que a diario, cuando en los centros se producen estos episodios, “se suspenden a diario unas 50 intervenciones, algo que, con dispositivos planificados, no se hablaría de este asunto”. Por el contrario, aseveró que “hablamos de un sistema que no funciona y que está en claro retroceso”.

El representante sindical de los facultativos en la provincia tinerfeña indicó que los recortes sufridos por este sector en el año 2009-2010, que recordó, “se nos dijo que se recuperarían, de seguir en este rumbo, la calidad asistencial es irrecuperable y se va deteriorando más”.

Levy Cabrera remarcó que la previsión “más nefasta” que hacen los expertos y los propios profesionales, es que “en diez años o quince como máximo, el sistema sanitario canario se derrumbe”. A su vez, indicó que “si no hay un cambio y medidas para reestructurar y cambiar la gestión, el sistema no aguanta y quebraría en apenas una década”.

El colectivo denuncia que la mala gestión y planificación de la administración sanitaria “la sufrimos los profesionales y los pacientes”, hasta el punto de que ausencia de respuestas a las principales carencias, provocará movilizaciones a partir de la próxima semana.

El pasado mes de enero se le planteó a la cúpula de la Consejería de Sanidad una serie de puntos en relación a la calidad asistencial como en las condiciones que se presta. Así, se planteó una serie de medidas como el refuerzo de las urgencias en el HUC y La Candelaria,o medidas a corto o medio plazo, como el nuevo servicio de urgencias del último centro señalado, en la parte delantera de los actuales, en la zona de aparcamiento, medidas que, según Cabrera, “no son inmediatas, que es lo que necesitamos”.

Por ello, dijo que para su sindicato, “es prioritario abrir un centro sanitario en el norte de la isla con las adecuadas condiciones y con el del Sur, que tampoco se puede considerar como un hospital, que se quiten de una vez los indignos barracones en los que se asiste a los pacientes, además de reclamar un refuerzo de la atención primaria, con las sustituciones que sean necesarias y el refuerzo en los centros de salud con las guardias nocturnas, para evitar así las asistencias a urgencias sin justificar, priorizando la atención de un especialista”.

En cuanto a las mejoras laborales, entre las prioridades del Sindicato Médico figura que “se tenga en cuenta el horario por el que hacemos 37,5 horas, de manera que se pueda hacer media hora diaria voluntaria de la jornada y que se revisen las platillas con aquellos casos de médicos que llevan años en precario para que sus plazas sean interinas. Además, reclamamos que se convoquen las oposiciones cada dos años”.

Estas declaraciones del representante sindical han coincidido con la visita del presidente canario, Paulino Rivero, al llamado Hospital del Norte, y a la presentación en el mismo de 50 camas con las que se espera reducir la presión sobre los servicios de urgencias de los principales hospitales de la isla, cuya puesta en marcha o personal a su cargo desconoce el sindicato, pues según Cabrera, “ni se nos ha invitado al acto ni se nos ha informado sobre el personal a su cargo”.

Igualmente, apuntó que en este centro “solo se cuenta con un servicio de urgencias que depende del HUC, y que está ubicado en el CAE de Icod”, por lo que, afirmó, “no se le puede considerar como hospital, que es lo que queremos y se nos ha prometido, pero faltan quirófanos y especialidades para un servicio comarcal”.

Por último, Cabrera aceptó la consideración del llamado hospital del norte como centro sociosanitario, que recalcó, “viene a colaborar con estas 50 camas a desahogar las urgencias del HUC, donde no se puede ingresar hoy (por este lunes 23 de febrero) porque, simplemente, no hay sitio”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha