eldiario.es

Menú

El Ayuntamiento de San Miguel ya ha tramitado siete sanciones por incumplimientos con perros peligrosos

A esos siete procedimientos administrativos, se suman los 12 que ya se activaron desde esa misma Corporación local del sur de Tenerife el año pasado

- PUBLICIDAD -
Perro con bozal, en la vía pública

Perro con bozal, en la vía pública

Un total de siete expedientes sancionadores ha incoado el Ayuntamiento de San Miguel de Abona a lo largo de este año por el incumplimiento de la ordenanza de perros potencialmente peligrosos en ese municipio, a los que se suman otros 12 en 2016.

La gran mayoría de las infracciones denunciadas por los agentes de la Policía Local son por carecer los propietarios de los canes de la oportuna licencia y por encontrarse los perros en lugares públicos sin bozal o correa.

En este sentido, la normativa municipal destaca que “poseer un animal potencialmente peligroso sin licencia” es una infracción muy grave, sancionable con multa de 2.404,06 a 15.025,30 euros.

En cuanto a la catalogación, se consideran animales potencialmente peligrosos los Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffordshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

'Chips' y heces

Desde el Consistorio sanmiguelero también destaca la importancia de colocar el chip al perro, sea considerado potencialmente peligroso o no, porque ello facilitaría devolverlo si este se pierde y así se evita además la correspondiente multa leve por "la posesión de perros no censados o no identificados, o bien grave, por "la no vacunación o la no realización de tratamientos obligatorios".

Igualmente, el Ayuntamiento recuerda la obligatoriedad de recoger las heces del perro en la calle, para lo que el dueño debe llevar consigo bolsas para quitar los excrementos de la vía pública y depositarlos cerrados en el contenedor.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha